Edición Impresa, Política

“La gente va a elegir la continuidad del proyecto”

El precandidato a gobernador Bonfatti insiste en que es el único postulante para “no empezar de cero”.

Por: Ezequiel Nieva / Corresponsalía Santa Fe

“Saber cómo se desarrolla la actividad en la provincia es un punto a favor nuestro”, señaló el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti, precandidato del oficialismo para suceder al gobernador Hermes Binner en la Casa Gris. El funcionario enfrentará en las primarias del 22 de mayo al presidente del socialismo, Rubén Giustiniani, al intendente de Santa Fe, el radical Mario Barletta, y al histórico dirigente de la UCR Luis “Changui” Cáceres. Barletta y Giustiniani han asegurado, cada uno por su lado, que garantizarán la continuidad de la gestión de Binner en caso de ser electos en las generales del 24 de julio. Pero Bonfatti les marcó la cancha: opinó que la continuidad sólo es posible si se mantienen los equipos de trabajo de la administración binnerista, muchos de los cuales vienen formados desde las épocas en que el actual gobernador era intendente de Rosario. En diálogo con El Ciudadano, el ministro de Gobierno reflexionó sobre las ventajas y desventajas de ser funcionario y al mismo tiempo candidato. Y dijo que el resultado de la interna del Frente Progresista no influirá de ningún modo en el armado de una coalición, a nivel nacional, para las presidenciales de octubre.

—¿Es legítimo que los otros candidatos del Frente Progresista hablen de continuidad?

—Este proyecto tiene hombres y mujeres que lo gestionan. Nosotros tenemos un equipo y experiencia de gestión de tres años y medio. Y en algunos equipos más de 20: salud, educación, cultura, justicia. Nos parece que esta experiencia de conocimiento del Estado en primer lugar, y de todos los actores de la actividad económica, social y política de la provincia, no es un tema menor para no tener que empezar de nuevo de cero. Estas construcciones llevan su tiempo y consolidar los modelos de transformación también. Por eso decimos que tenemos el equipo, tenemos el proyecto y tenemos la experiencia.

—Cuando presentó su lista de diputados provinciales habló de pluralismo. ¿Cuál fue el criterio para elegir a los candidatos?

—Por un lado la integración de todos aquéllos que adhirieron a nuestra propuesta y, por otro lado, la representación territorial. Hay (candidatos a) legisladores de las cinco regiones; obviamente, por el peso específico de Santa Fe ciudad y de Rosario, en las listas aparecen con más representatividad. Pero están todos los departamentos representados y en cargos expectantes.

—Que usted sea funcionario y candidato, ¿lo favorece respecto de sus rivales internos?

—La fortaleza de saber cómo se desarrolla toda la actividad en la provincia es un punto a favor nuestro. Conocer qué le pasa a cada uno de los actores no es un tema menor. Para hablar de productividad, del algodón, de la caña de azúcar, hay que saber todos los procesos que se llevan adelante. Cuando estuvo en Kuwait y en Dubai, el ministro (de de la Producción Juan José) Bertero firmó convenios sin la presencia del gobernador Binner, por la confianza que nos tienen. No se pueden perder esos lazos que significan confianza; hay que tenerlos en cuenta. Nosotros decimos que hay que consolidar el modelo. En cuatro años no se ponen en marcha propuestas que tienen que ver con personas, no con edificios. Uno puede tener el proyecto y el dinero, entonces la escuela se levanta. Pero lo que pasa en el interior, entre docentes y alumnos, que vuelva a haber confianza en la educación, requiere mucho tiempo. Nosotros ya tenemos tres años de experiencia; lo otro es empezar de otra vez de cero.

—Entonces, estar en el gobierno es una ventaja…

—Siempre el que está en el gobierno tiene una experiencia mayor, tiene propuestas y, fundamentalmente, puede contar lo que está haciendo. En cambio, los otros candidatos proponen desde un planteo teórico.

—¿Qué piensa que elegirá la gente: un proyecto o un candidato?

—La gente va a elegir la continuidad de un proyecto que se está realizando desde diciembre de 2007 en la provincia y que ya sabe quiénes lo están realizando.

—El resultado de las primarias provinciales, ¿influirá en el armado de un Frente Progresista nacional?

—Son cosas que van por dos carriles diferentes. A nivel nacional nosotros estamos trabajando con el Cemupro (el centro de estudios del binnerismo), convocando a correligionarios de la UCR, al GEN de Margarita Stolbitzer, a Víctor De Gennaro; hemos invitado a Elisa Carrió, a Fernando Pino Solanas, a todos aquellos que coincidan con una propuesta progresista, para elaborar primero un proyecto de Nación. Cuando tengamos un proyecto de Nación, discutimos luego el candidato. Si no, puede ser que convengamos en un candidato pero no nos pongamos de acuerdo hacia dónde queremos marchar.

Comentarios