Edición Impresa, El Hincha

“Hay que estar unidos”

Rolando Schiavi afirmó que es difícil dar frente en dos torneos y dijo que algún momento tendrán que elegir

El Flaco se copa. “Creo que voy a llegar sin problemas al partido ante Emelec”, anticipó sobre su presencia en la Libertadores. (Foto: Leonardo Vincenti)
El Flaco se copa. “Creo que voy a llegar sin problemas al partido ante Emelec”, anticipó sobre su presencia en la Libertadores. (Foto: Leonardo Vincenti)

Por: José Odisio

Rolando Schiavi no es muy afecto a las notas periodísticas. Durante las dos semanas en Mar del Plata, el máximo referente del plantel junto a Lucas Bernardi intentó escaparle a los grabadores, pero finalmente aceptó el diálogo con El Hincha y además de mostrarse de muy buen ánimo, adelantó: “Creo que voy a llegar sin problemas al partido ante Emelec”.

—¿Cómo evalúas la pretemporada?

—Fue buena. Por ahí no hay demasiado tiempo como otros años, pero el cuerpo técnico creo que hizo lo correcto y llegamos a esta semana previa al inicio de la competencia en buena forma. A algunos nos vino bien para recuperarnos de algunas lesiones y estar preparados para esta etapa del año que va a ser muy dura.

—¿Llegás en condiciones al partido del 27 ante Emelec?

—Creo que voy a llegar sin problemas. La pretemporada la hice a la par de mis compañeros y en el rato de fútbol que me tocó hacer (NdR: 35 minutos ante Gimnasia La Plata) me sentí muy bien y sin molestias. El cuadrangular me va a venir bien para terminar de tomar ritmo. Confío en estar ante Emelec.

—Se viene una seguidilla importante de partidos, ¿te ves jugando mucho o eligiendo cuál es más importante para estar?

—Trataré de estar en todos los que haga falta. No creo que pueda jugar siempre, como va a suceder con muchos de mis compañeros.
Es imposible jugar tantos partidos seguidos. Hoy lo más importante es pensar en el 27 y tratar de pasar a Emelec, pero tampoco te podés relajar mucho porque a los pocos días se viene Independiente, después Huracán y Boca. Por eso hay que ir con calma y poner en cada partido a quienes estén mejor en todo aspecto.

—Por ahora no se fue nadie y llegaron dos refuerzos, ¿están para dar pelea en los dos frentes?

—Los muchachos que llegaron pueden aportarnos cosas importantes. No voy a negar que siempre es bueno no desmantelar el equipo, pero acá nada te garantiza que te vaya bien. Lógicamente, si trabajás como lo estamos haciendo, uno acota el margen de error, pero no hay que olvidarse de que muchos equipos salen con obligaciones y nada va a ser fácil.

—¿La campaña impensada de 39 puntos en el torneo anterior eleva los objetivos o la consideran casual?

—No podés hacer todos los años 39 puntos, partamos de ahí. Yo creo que nosotros tenemos que pensar en conseguir una media de 30 puntos por torneo. De esa manera vamos a estar en zona de clasificar a las copas y dejamos atrás la posibilidad de pelear el descenso. No hay que olvidarse que hace poco este equipo tuvo que sufrir con ese tema y por suerte ya quedó atrás. Después, si los resultados te llevan a pelear el título, bienvenido sea.

—¿Siguen dolidos por el título que se escapó?

—A cualquiera le duele perder un título cuando estuvo tan cerca. Pero todo pasa. Yo creo que debemos olvidarnos de lo sucedido y enfocarnos en un año donde vamos a jugar cosas importantes. Confío en tener otro año con grandes logros, pero también considero que debemos ser sinceros con nosotros mismos y mantener la humildad y la inteligencia que tuvimos el año pasado. De esa manera se puede esperar buenos resultados.

—La jugaste varias veces, la ganaste con Boca y hace seis meses con Estudiantes, ¿se pueden ilusionar con un buen papel en la Copa Libertadores?

—(sonríe y piensa) No hay dudas que es el torneo más lindo y más difícil de América. Competís con equipos que invierten muchísima plata, que gastan fortunas en jugadores, en contratos, en todo. Nosotros tenemos que dar el primer paso superando a Emelec y después se verá. Pero creo que no debemos descuidar el campeonato local. Para salir campeón de la Libertadores se necesita mucho y yo no sé si hoy Newell’s está preparado para eso. Una vez que vayan pasando los partidos veremos para qué estamos. Y lamentablemente en algún momento vamos a tener que elegir una de las dos cosas.

—La ventaja de Newell’s es que no va a necesitar contratar a Schiavi para ganarla…

—(se ríe) Esa es buena. La verdad es que a uno le gusta jugar la Libertadores, pero es muy difícil, cuesta mucho, los viajes son duros, hay equipos que se reforzaron bien. Nosotros tenemos que estar unidos, sino lo vamos a sentir.

Comentarios