Últimas

“Gases” de vacas enlatados

La gente que ha pasado gran parte de su vida en el campo o en una granja y ahora vive en la ciudad añorando esa época dorada ya no tiene que sufrir más la nostalgia. Latas con olor a vaca. Son furor en Alemania.

La gente que ha pasado gran parte de su vida en el campo o en una granja y ahora vive en la ciudad añorando esa época dorada ya no tiene que sufrir más la nostalgia. Una empresa alemana ha puesto a la venta unas pequeñas latas que contienen el típico olor a vaca. O mejor dicho, el olor a los gases que emanan estos animales.

“Simplemente coloque su nariz en la lata, retire el adhesivo y sienta el auténtico aroma del campo”, explica el empaque del producto.

Gente del campo en la ciudad no extrañará el "olor a vaca".

Daniela Dorrer, diseñadora y empleada de la empresa que comercializa estas latas dice que esperan hacer feliz a la gente y que el olor a los gases de las vacas que ellos venden les haga sentir “como si estuvieran en casa”.

A pesar de considerarse que los gases de las vacas contribuyen al calentamiento global -ya que según los expertos una sola vaca emana por día suficiente gas metano para llenar 400 botellas- desde la empresa señalan que tienen planeado comercializar otros aromas, como por ejemplo olor a caballo, cerdo y hasta bosta.

Comentarios