Ciudad, Edición Impresa

“Formar civiles, no militares”

Éste fue el argumento que dieron desde el Ministerio de Defensa de la Nación al presentar el plan 2010 de enseñanza para los liceos. Un grupo de padres que se opone realizará hoy una protesta en Santa Fe.

El Ministerio de Defensa de la Nación dispuso para este año modificar el contenido educativo de la currícula de los liceos militares con el objetivo de “formar civiles que luego integrarán la reserva, y no militares, porque se trata de niños y adolescentes”, según sostuvo la antropóloga Sabina Frederic, subsecretaria de Formación Militar de la cartera que comanda Nilda Garré, al defender los ejes centrales del “Plan 2010 de enseñanza en los liceos”.

Un grupo de padres de alumnos que asisten al Liceo Militar General Belgrano de la ciudad de Santa Fe se manifestó en contra de este cambio curricular, que entre otras cosas suprime el dictado obligatorio de la materia Religión (católica) y determina que los alumnos manipulen armas recién en quinto año. El argumento del rechazo a la iniciativa fue que el nuevo plan llevaría al cierre de estos colegios secundarios dependientes de las Fuerzas Armadas.

Tal como adelantó El Ciudadano en su edición de ayer, este grupo de padres, encabezado por el juez santafesino Mario Barucca, egresado del liceo y progenitor de dos alumnas que cursan en la institución, realizará hoy, a las 12.30, un abrazo simbólico al Liceo General Belgrano como medida de protesta. La movida será después del acto que dejará formalmente inaugurado el ciclo lectivo 2010.

“No estamos de acuerdo. Lo que no se pudo lograr en el 2006 –ese año Defensa propuso cerrar los liceos al aducir que “la educación de los adolescentes no es una función específica de las Fuerzas Armadas”–, se quiere hacer ahora y no estamos conformes con esas transformaciones”, sostuvo ayer Barucca en declaraciones radiales.

“El problema acá es que se planteó un plan 2010 que conocemos por los medios periodísticos, porque oficialmente no se dijo nada, en el que se pone énfasis en reformas para el colegio. Nadie se resiste a los cambios, pero el tema es que todo lo que sea pedagógico y curricular se pone en tiempo potencial. Se reemplazará la materia Religión y se quiere sacar la instrucción de uso de armamentos”, indicó el juez Barucca.

“Ellos buscan desmilitarizar el liceo, cerrarlo. Y pensamos que aun el régimen de arrestos (por el actual sistema de amonestaciones) ayuda a formar el carácter de los adolescentes”, dijo Barucca, al tiempo que defendió la educación con perfil castrense: “La opción es válida, hay una enseñanza profunda de valores, de respeto a las jerarquías y a la disciplina”.

En todo el país hay diez liceos militares y navales. En la provincia de Santa Fe, además del Liceo Militar General Belgrano en la ciudad capital –con 201 alumnos–, está el Liceo Aeronáutico Militar de Funes, con 345 alumnos.

Según el nuevo plan de estudios presentado por la cartera de Defensa, Religión dejará de ser una materia obligatoria. En este sentido, cabe recordar que hay leyes nacionales que establecen que la educación nacional debe ser laica o libre de dogmas.

Esa asignatura será reemplazada por Problemáticas Ciudadanas en la Argentina Contemporánea “como área de formación de alumnos/as como ciudadanos plenos, preparados para el ejercicio de la ciudadanía democrática, conscientes de sus derechos y obligaciones, que observen y respeten los derechos humanos, que resguarden el patrimonio natural y cultural y que impugnen todo acto discriminatorio, observando las diferentes formas en las que las relaciones de género, étnicas y de clase (…)”, sintetiza el Plan 2010 para los liceos confeccionado por el Ministerio de Defensa, con el aporte de investigadores y educadores.

Entre otros puntos del nuevo plan de estudio, el régimen de internado (pupilo) será para casos excepcionales. Además, se prevé una mayor vinculación de estos colegios con las universidades nacionales de todo el país.

Otra de las modificaciones a la actual currícula de los liceos establece que los alumnos manipularán carabinas calibre 22 recién en el último año de cursado. De primero a cuarto año se dictarán conocimientos teóricos “quedando prohibido el manejo de armamento y la práctica efectiva de tiro”. En quinto año (sexto en el liceo Aeronáutico) “se incorporará el uso y la práctica efectiva de tiro con armas portátiles”, establece el nuevo régimen.

El juez Barucca contó que actualmente, a partir de segundo año, los alumnos manejan el rifle de aire comprimido y en tercero ya pasan a otras armas. “Eso les permite desenvolverse por sí solos y respetar a las armas como algo que conocen y saben cómo funciona”, consideró el magistrado egresado del Liceo General Belgrano.

Comentarios