Edición Impresa, Política

“Éste es un país soberano”

Después que el gobierno de Cristina bajara el tono con el enviado de Obama por sus elogios a los 90, Kirchner lo embistió con dureza: lo llamó “virrey” y le dijo que “empiece mirando por casa”, por la crisis

Kirchner se mostró molesto con los elogios de Valenzuela a los tiempos menemistas.
Kirchner se mostró molesto con los elogios de Valenzuela a los tiempos menemistas.

“Nosotros debemos decirle con toda claridad a este señor Arturo Valenzuela que la pérdida de seguridad jurídica la han hecho ellos acá”, advirtió ayer Néstor Kirchner en alusión a Estados Unidos, y afirmó que fue ese país el que hizo que “cayeran las estructuras económicas más importantes” en todo el mundo. En un discurso de barricada ante los congresales del PJ bonaerense (ver aparte) el ahora flamante diputado nacional –asumió el 10– le sugirió al representante de la administración de Barack Hussein Obama que “empiece mirando por casa qué seguridad jurídica y qué seguridad económica le brinda a sus conciudadanos”. Y le advirtió: “Venga a la Argentina todas las veces que quiera pero entienda que es un país justo, soberano, libre, independiente y digno”.
Kirchner se mostró visiblemente molesto con los elogios del enviado estadounidense a la supuesta seguridad jurídica durante los tiempos menemistas, pese a que tanto la presidenta Cristina Fernández, su esposa, como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ya habían bajado el tono tras dejar constancia de la molestia que habían causado las palabras del subsecretario de Estado norteamericano para el Hemisferio Occidental. Así, el ex presidente renovó la embestida contra el enviado estadounidense, a quien acusó de creer que todavía existen los “virreyes”, para después marcar como “lamentable” y como una “falta de respeto” que el funcionario de segunda línea de Obama haya advertido sobre una presunta inseguridad jurídica en la Argentina.
En la misma línea, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que antecedió con su mensaje a Kirchner, también habló de Valenzuela. “En los últimos días escuchamos hablar de inseguridad con respecto a las inversiones” –dijo sin nombrarlo– y como una respuesta directa al enviado de Obama resaltó: “Nunca en la provincia han abierto tantas fábricas como nosotros”. Y detalló que en suelo bonaerense “sólo empresas norteamericanas hay cien”, como una señal de las garantías que aporta la provincia para las inversiones. Por ello convocó a “llevar un mensaje de confianza” de todo lo que se hizo en la Nación y la provincia de Buenos Aires.
Con todo, tras los cuestionamientos al funcionario estadounidense que visitó esta semana el país Kirchner se centró en la política doméstica. “No bajar los brazos para concretar la Argentina que todos queremos”, les pidió a los consejeros del PJ bonaerense.
“Nos estamos preparando para consolidar a partir del 2011 este proceso de inclusión social que iniciamos el 2003, con toda la fuerza, con todo el corazón”, afirmó Kirchner, poniendo proa al año electoral. “Es un buen momento para hacer reflexiones sobre lo que está sucediendo y que estamos construyendo en la Argentina en esta etapa que nos toca vivir. Es fundamental tener buena memoria y saber de dónde partimos, recordar aquél 25 de mayo del 2003 para saber que está pasando en la Argentina y cuáles son las contradicciones que se están agudizando”, dijo Kirchner.
“Los que abandonaron, huyeron, después de haber dejado varias veces a la Argentina en un estado de postración total, son los que hoy hablan con tanta ligereza, son los responsables de lo que pasó en el 2001, de esa Argentina devastada que dejaron”, afirmó el diputado, y pidió “a todos los compañeros y compañeras que con gran fuerza y concientización, no caigamos en ninguna provocación porque aquellos que nos insultan todos los días, es porque no tienen ideas”.

Díaz Bancalari al frente del aparato del PJ bonaerense

Los afiliados al Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires eligieron a las nuevas autoridades del congreso provincial, que será presidido por José María Díaz Bancalari, y conformaron los órganos partidarios, además de facultar a la mesa chica para conformar alianzas y elegir al candidato que presentarán en Pinamar en las elecciones de marzo del año próximo.
Como en otras oportunidades, a las 9, hora de la primera citación, la mayoría de los congresales de las ocho secciones electorales no se encontraban presentes en el gimnasio del Caedem 1 de la localidad de Caseros, partido de Tres de Febrero: recién pasadas las 11, comenzaron a llegar los intendentes, legisladores y dirigentes del Gran Buenos Aires, y cerca del mediodía comenzó el congreso anual obligatorio de congresales, para tratar los diferentes puntos del orden del día.
En el escenario se ubicaron las máximas autoridades partidarias: el presidente del PJ bonaerense, Alberto Balestrini; el vicepresidente a nivel nacional y gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el vicepresidente segundo y titular de la CGT, Hugo Moyano; el diputado nacional Néstor Kirchner; el intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto; el intendente de San Fernando, Osvaldo Amieiro; y el intendente de Pilar, Humberto Zuccaro.

Comentarios