Edición Impresa, Política, Últimas

“Es lo mismo que Binner”

Giustiniani respondió al planteo del binnerismo para que no deje la senaduría por una candidatura en la provincia. Recordó que el hoy gobernador dejó la diputación. Se reunió con Barletta y se tiraron flores.

Una visita, nada más. Rubén Giustiniani se juntó ayer con Mario Barletta. El socialista hizo todo lo posible para ahuyentar lecturas políticas sobre la cumbre de precandidatos a gobernador, aunque no descartaron una fórmula conjunta. Era el cumpleaños número 57 del intendente de Santa Fe; el senador sumó a ese motivo el saludo por fin de año y, de ese modo, justificó su encuentro con el precandidato radical. Los dos ratificaron su voluntad de ir a internas. Además, Giustiniani le respondió al binnerismo por las críticas a su postulación y porque lo habían tildado de gorila. “A cada descalificación, haremos una propuesta más”, aseguró. Luego, en declaraciones a una agencia de noticias, amplió su respuesta: “Si soy candidato es la misma situación de Binner cuando antes de ser gobernador fue diputado nacional. Antes había sido dos años concejal, después intendente, diputado y gobernador: es la misma situación”.

Giustiniani descartó que el saludo a Barletta pueda interpretarse en clave política: “Es una visita más. La mejor lectura política es que somos dos trabajadores del Frente Progresista, que tenemos una excelente relación y ésta es la manera de seguir consolidando el Frente”. Consultado por los cuestionamientos que el gobernador hizo de su lanzamiento, Giustiniani contestó: “En primer lugar, es una situación distinta la del Frente Progresista respecto de la que teníamos tres años atrás, donde existía una candidatura que surgía con fuerza y todos acompañamos. Hoy el escenario es diferente y con legitimidad existen distintos candidatos; por lo tanto vemos que la ley de primarias es positiva porque será la sociedad el 22 de mayo la que va a poder dejar un candidato fortalecido”.

Al senador le preguntaron por la autodefinición del binnerismo como sector “no gorila” del PS. “Cada dirigente tiene derecho a establecer sus preferencias y a hacerlas públicas, por lo tanto desde ese punto de vista es legítimo”, respondió en alusión a Antonio Bonfatti, el delfín de Binner. Y añadió: “Desde nuestra parte siempre vamos a trabajar con propuestas en lo que será la campaña electoral. Y ante cada descalificación, haremos una propuesta más”.

Barletta le tiró flores a Giustiniani: “Desde lo personal quiero agradecerle su presencia. Y desde lo político creo que éste es el modo en que se construye”.

—¿Es viable una fórmula conjunta?

—Yo creo que lo que tenemos que pensar es en que hay distintas maneras de acuerdo dentro de un frente. El acuerdo puede ser una sola fórmula, si hay consenso para ello, y eso se va a saber el último día de la inscripción de listas. Hasta ese momento hay diálogo abierto, pero lo otro (ir a internas) también es un acuerdo. El hecho de que haya más de un candidato es bueno para el Frente Progresista, que pone a consideración de la ciudadanía más de un hombre o mujer para continuar con los destinos de la provincia en un proyecto que iniciamos todos juntos en 2007 con Hermes Binner y Griselda Tessio.

—¿Eso significa que puede haber un acuerdo con el sector de Giustiniani? Hasta ahora tienen las mismas aspiraciones.

—Y las tenemos. Uno nunca puede hacer futurología ni decir que es imposible cualquier tipo de acuerdo. Posibilidades de acuerdos hay hasta el último día, pero al margen del acuerdo electoral me parece que lo importante no es eso, sino dar cuenta a la sociedad de que estamos dispuestos a trabajar para consolidar el Frente.

Comentarios