Edición Impresa, Política

“Enfrentaré la condena de un juez, no la de la historia”

Cristina recordó a la oposición que en Argentina no hay “cogobierno” y que la “venganza” es inconstitucional.

“Estoy dispuesta a enfrentar la condena de un juez circunstancial pero no la de la historia”, dijo por cadena nacional la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En un mensaje al país en medio de la fuerte ofensiva judicial y política de la oposición, que en una alianza de casi todas sus vertientes el miércoles logró hacerse con el control del Senado y ahora intenta derribar a la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, la jefa del Estado ratificó la decisión de pagar la deuda externa y recordó que en un sistema presidencialista, como lo es el de la Argentina “la oposición no cogobierna con el presidente”. Calificó el rechazo al nombramiento de Marcó del Pont como un acto “de venganza institucional” e invitó a quienes tengan una propuesta mejor para pagar la deuda “sin bajar las jubilaciones ni destruir empleo”, a que la hagan. Y juró que se comprometería a cambiar por otra política si se demostraba superior a la que propone su gobierno. Pero por si ésta no aparece, recordó que “la venganza está prohibida por la Constitución Nacional”.

“Quiero pagar y voy a pagar”, se plantó Cristina, que a sólo tres días de hablar ante la Asamblea Legislativa admitió el golpe propinado por el conglomerado opositor. Por ello acusó a la entente de radicalismo, justicialismo disidente, cobismo, Coalición Cívica y socialismo de ser “un rejunte político que sólo quiere obstruir” la gestión de gobierno, y de recurrir para ello a “jueces alquilados”.

“No les voy a permitir que defaulteen la deuda como ya lo hizo otro presidente que ocasionó gravísimas consecuencias a los argentinos y al erario público”, advirtió con gravedad, recordando los agitados días de finales de 2001 y principios de 2002, cuando tras el derrumbe del gobierno de Fernando de la Rúa entró en escena Adolfo Rodríguez Saá, hoy senador.

En ese marco, Cristina denunció “intentos de destitución evidentes”. Y como ejemplo de ello, preguntó: “¿Cómo pueden en media hora decidir que Marcó del Pont no puede ser presidenta del Central, cuando todos saben que su designación es una facultad del presidente?”.

E insistió: “Se obstruye permanentemente a través de medidas judiciales, a través de un verdadero abuso de poder porque quien tiene la obligación de administrar las finanzas no son los jueces sino la presidencia”.

Durante el acto para el  llamado a licitación para la construcción del tercer tramo del Plan Maestro del Río Salado y del Plan Federal del Bicentenario de Ganados y Carnes, desde la Casa Rosada, y a través de la cadena nacional de radio y televisión, Cristina se refirió a la sesión del Senado del miércoles, en la que los legisladores opositores tomaron control de la Cámara.

Al pasar revista de ellos, Cristina no tuvo empacho: “Realmente vimos una foto del pasado argentino: a quienes nos endeudaron en los 90 mediante un decreto que aprobó el Plan Brady, de 87 mil millones de dólares; a quienes mediante un decreto aprobaron el megacanje en 2001 y luego la pesificación asimétrica. Las deudas que esta presidenta quiere pagar y va a pagar con las reservas del Banco Central, lo hará en el marco de lo que dice la Constitución y la Carta Orgánica. Quiero asegurarles a los acreedores de la Argentina que van a cobrar sus deudas”, ratificó.

Comentarios