Edición Impresa, Política, Últimas

“El kirchnerismo terminó”

Giustiniani se sumó a quienes sentencian la muerte del espacio oficialista. “De todas maneras, será la sociedad la que tenga la última palabra”, relativizó. Y apostó a un amplio frente de centroizquierda para 2011.

El senador nacional Rubén Giustiniani pasó por la capital de la provincia y brindó una conferencia de prensa en la que eludió todo el tiempo hablar de candidaturas. En cambio, hizo un análisis del mapa político nacional y vaticinó que para las elecciones de 2011 el socialismo integrará un espacio de centroizquierda con otras fuerzas políticas. Giustiniani también fustigó al gobierno central: “El kirchnerismo terminó”.

En ese sentido, el presidente del socialismo –que el próximo fin de semana, en las internas del partido, buscará renovar un nuevo mandato– coincidió con el gobernador Hermes Binner, quien dos semanas atrás había hablado de una “sensación” de fin de ciclo para el matrimonio presidencial.

“Coincido con Binner en que el kirchnerismo terminó y nosotros, con la visión socialista, construiremos en la Nación para el 2011 nuestro espacio de centroizquierda, que va desde el radicalismo hasta Proyecto Sur”. El senador nacional enfatizó su primera definición: “Lo he dicho en varias oportunidades: en las elecciones del año pasado ha quedado demostrado un agotamiento del ciclo político del kirchnerismo. De todas maneras, será la sociedad la que tendrá la última palabra”.

Giustiniani se refirió a la estrategia política de cara al 2011, año electoral a nivel nacional, provincial y local: “Hay que construir a nivel nacional un Frente Progresista como el que tenemos en la provincia y por eso, más que hablar de dirigentes en particular, tenemos que construir una herramienta que tenga una coherencia programática, que sea una fuerza de centroizquierda y que reitere como punto de referencia lo que supimos hacer en Santa Fe”, dijo el senador.

“Si en la provincia estamos gobernando entre radicales, socialistas, Coalición Cívica y Democracia Progresista, también podemos hacerlo a nivel nacional”, se entusiasmó más tarde el dirigente.

“Binner creció muchísimo”

Sobre la figura de Binner y su posible candidatura para las presidenciales, el senador opinó: “Creo que Binner ha crecido muchísimo a nivel nacional desde que asumió como gobernador. Las candidaturas las analizaremos en su momento, pero nos da mucha satisfacción a los socialistas que tengamos una referencia a nivel nacional fuerte como es la de Hermes Binner”.

—¿Lo sorprendió el elogio de (Eduardo) Duhalde al socialismo?

—No, porque desde distintos sectores políticos y desde todo el arco ideológico se ha rescatado siempre al Partido Socialista. No nos sentimos nosotros estrellas por eso, pero nos produce satisfacción que se nos considere como un partido que se va consolidando de a poco desde lugares de gestión, demostrando que se puede gobernar con decencia, eficiencia y solidaridad. Por supuesto, nos carga de responsabilidad.

Pero ante la consulta de un posible entendimiento entre socialistas y duhaldistas, Giustiniani fue tajante: “Eso está descartado. En el país habrá claramente, porque la misma sociedad lo está marcando, tres espacios políticos con posibilidades de ser gobierno”: kirchneristas, peronistas disidentes y los partidos de centroizquierda. El senador socialista analizó el panorama.

“El kirchnerismo aspira a continuar y a ganar las elecciones el año que viene, eso está a la vista. El segundo es un espacio que fue exitoso en las elecciones (de 2009) constituyendo la Unión-PRO, es decir, el Peronismo Federal con el macrismo, con (Francisco) De Narváez en la provincia de Buenos Aires. En ese espacio están Duhalde, Reutemann, Solá, Macri, Busti y otros. El tercer espacio lo tenemos que construir nosotros; según la visión de los socialistas, va desde el radicalismo hasta Proyecto Sur; un espacio de centroizquierda que puede ser gobierno”, explicó el senador nacional del socialismo.

—¿Candidaturas por consenso o por internas?

—Son las dos posibilidades. Siempre es dable el consenso, pero son las reglas de juego que están en la provincia. Es decir, las internas abiertas.

—¿Le dan los números al socialismo para enfrentar en una interna al radicalismo? Los radicales están pidiendo alternancia, aspiran a la Gobernación.

—Llegado el momento, el año que viene, tendremos la inteligencia entre todos, dentro del Frente Progresista, de ofrecer las mejores alternativas a nivel comunal, municipal y provincial, para ganar nuevamente en los lugares donde estamos gobernando y crecer como quedó demostrado en las últimas elecciones provinciales y comunales.

De candidaturas, ni hablar

Cada vez que le preguntaron por las candidaturas que se barajan en el Frente Progresista para las elecciones provinciales de 2011, Rubén Giustiniani repitió que él sólo hablará del tema a partir del año que viene.

“Desde hace meses vengo diciendo que las candidaturas deben ser discutidas en el año de las elecciones, que es el 2011”, insistió ayer durante la conferencia de prensa que brindó en la ciudad de Santa Fe.

Al senador nacional le hicieron notar que, en los últimos meses, viene recorriendo la provincia como si estuviera evaluando la posibilidad de sumarse como postulante a la Casa Gris por el socialismo santafesino. Él lo negó: “La provincia la he recorrido siempre como legislador, desde el norte hasta el sur, porque es una responsabilidad. No sólo en tiempos de candidaturas y elecciones, sino permanentemente”, respondió ante la consulta.

Y dio las razones: “De las recorridas extraemos los proyectos que luego presentamos (en el Congreso). En mi caso, he recorrido la provincia en todos los años que llevo como legislador”.

Comentarios