Edición Impresa, Política

“Alentamos a todos a esperar a los censistas”

Binner pidió “colaboración” con el operativo del miércoles porque “nos dará pautas de lo que hay que hacer”.

“Desde la provincia alentamos a todos los santafesinos a esperar al censista en sus hogares y brindarle su máxima colaboración. El censo nos brindará muchísima información sobre la evolución futura de nuestra provincia, ciudades y pueblos, y dará pautas sobre lo que hay que hacer”, declaró ayer el gobernador Hermes Binner en conferencia de prensa junto al director del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), Jorge Moore, y el secretario de Tecnologías para la Gestión, Javier Echaniz, en la que dieron detalles del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010, que se realizará el próximo miércoles 27 de octubre.

En su presentación, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, Binner recordó que “la Nación tiene el compromiso de realizar un censo cada diez años y convoca a toda la población para tener información sobre los aspectos esenciales que hacen a la vida de los argentinos, como un elemento fundamental para evaluar y tomar decisiones sobre el futuro de nuestro país”.

Uno de los principales aspectos que destacó Binner sobre el operativo nacional es la importancia que tendrá que “la población preste toda la cooperación y colaboración a los censistas”, al tiempo que pidió “asumir esta responsabilidad colectiva para que podamos tener datos confiables. Es una gran inversión que realiza el país para obtener esta información”, afirmó el mandatario.

El censo permitirá obtener “una radiografía de la Argentina, de la provincia y de cada localidad, lo que será de gran utilidad para los gobiernos, para la sociedad civil y los ciudadanos”, remarcó el gobernador. También brindará “muchísima información sobre la evolución futura de nuestra provincia, ciudades y pueblos, y dará pautas sobre lo que hay que hacer”, añadió.

“Desde la provincia alentamos a todos los santafesinos a esperar al censista en sus hogares y brindarle su máxima colaboración el miércoles 27 de octubre, que será feriado nacional”, dijo el gobernador.

Echaniz, por su parte, señaló que “hoy, como nunca, las tecnologías de la información y la comunicación están disponibles para que a todos los datos que se recolecten le podamos sacar el máximo provecho; de ahí la importancia del censo, de donde saldrá la información con la que trabajaremos los próximos diez años”, dijo.

Moore, en tanto, recordó que la presentación formal del censo se realizó en la Quebrada de Humahuaca (Jujuy) y precisó que los primeros datos se difundirán el 10 de diciembre próximos en Tierra del Fuego. “Allí se conocerá cantidad de habitantes, por departamento o distrito, y por sexo. La segunda tanda de datos se conocerán el 20 de junio de 2011, y la totalidad de la información la vamos a poseer el 10 de diciembre de 2011”.

Tanto Binner como Moore aclararon que a los ciudadanos no se les solicitará apellido ni número de documento; en cambio, ellos sí podrán pedir la credencial de identificación o DNI a los censistas. Tampoco “se realizarán preguntas referidas a los ingresos”, añadieron.

“Lo único que quedará registrado es el nombre del jefe o jefa de familia. Por un lado, será un relevamiento bastante impersonal, pero por otro, deberá tener datos sobre sexo, edad, empleo, vivienda y todo lo que hace a la realidad económico-social de la población”, dijo el gobernador.

El director del Ipec dio algunos detalles a tener en cuenta por los censados, a quienes el censista preguntará “quiénes pasaron la noche del martes al miércoles en la vivienda”. También indagará sobre otras tres cuestiones, que hacen a los “pueblos originarios, afrodescendientes y discapacidades que pueda involucrar a algún integrante del hogar”, según detalló.

“Este censo debe entenderse como una gran fotografía instantánea que se saca del país en un momento determinado, por eso se llama un «censo de hecho» –explicó Moore–, todos los que están en el país, o aquellos argentinos que viven en una embajada o consulado también deben salir en la imagen”.

En cuanto a las características más relevantes de la información que se recolectará a través del censo, destacó los datos referidos a “las viviendas, desde el tipo de paredes hasta cómo es el suministro de agua, luz y gas; si hay un sistema cloacal o no; los niveles de educación alcanzados por los miembros de ese hogar; si el censado trabaja o no; si le hacen descuentos jubilatorios, percibe jubilación o tiene cobertura médica o previsional”.

Moore destacó, además, que el censo “es el único instrumento de información que va a dar cuenta de los procesos migratorios en el país, entre provincias, y también a nivel intraprovincial. La única manera de hacer esto es a través de este poderoso instrumento y por eso es importante que las respuestas de los censados sean veraces”, afirmó.

Respecto de la provincia de Santa Fe, el titular del Ipec dijo que para el operativo se requerirán unas 60 mil personas, con una fuerte concentración en los dos grandes aglomerados, que son Rosario y Santa Fe, y aclaró que “la mayoría de los censistas van a estar integrados por el sistema educativo provincial”.

Comentarios