Edición Impresa, Política

“Al lado de ellos, nosotros somos carmelitas descalzas”

La presidenta advirtió de “aventuras autoritarias” en la oposición: “No dejemos que choquen el Parlamento".

“Si nosotros somos autoritarios y hegemónicos, al lado de ellos somos carmelitas descalzas”, les dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a los legisladores del oficialismo que, en asistencia casi perfecta, desfilaron por la Quinta de Olivos para el “asado K” o “asado peronista” de ayer. Más que una discusión de estrategias frente a los tormentosos días parlamentarios que vienen atravesando desde diciembre los bloques de senadores y diputados, el encuentro del mediodía y buena parte de la tarde de ayer pareció más destinado a insuflar ánimo para sus espadas parlamentarias, y una serie de definiciones sobre dónde está y dónde quiere estar parado el gobierno nacional. “No dejemos que nos choquen el Parlamento, esto le puede hacer un flaco favor a la democracia. Un grupo diverso ha tomado la dirección del Parlamento y realmente ver manejadas de éste modo las instituciones me duele, porque termina deteriorando la credibilidad de la gente en las instituciones, y esto es un ejercicio para aventuras autoritarias”, advirtió la jefa del Estado en un párrafo. Y en otro, les recordó a los 90 y tantos diputados y 30 y pico senadores que la escuchaban: “Muchas veces se puede ser minoría legislativa parlamentaria pero se puede volver a ser mayoría política en la sociedad cuando estamos en el camino acertado”.

Los 126 comensales que llegaron a Olivos fueron directamente a la Sala de Conferencias de la quinta presidencial. Allí se sentaron a pequeñas mesas circulares para degustar una parrillada que incluyó asado, achuras, pollo y lechón.

Tal como estaba pautado, la Presidenta llegó al comedor a las 12:30, y allí saludó a los legisladores que la aguardaban y también le dio la bienvenida a los que arribaron al lugar casi sobre la hora de su discurso, como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Muchos de los legisladores no fueron en sus autos: llegaron en varias combis que la Rosada dispuso para su transporte.

Asistieron el ex presidente Néstor Kirchner, los ministros Florencio Randazzo, Carlos Tomada, Alicia Kirchner, Amado Boudou, el presidente provisional del Senado, José Pampuro, el titular de la Cámara baja Eduardo Fellner, y los jefes de las bancadas de diputados Agustín Rossi y del Senado Miguel Pichetto, seguidos por sus fuerzas parlamentarias.

Y ya con los comensales sentados para el asado, Cristina fue directo a los bifes.

“Nunca se vio nada igual en el Parlamento. Este Grupo A, lo cierto, es gente que no sabe qué hacer con lo que tiene, porque no son mayoría política. Nosotros éramos mayoría parlamentaria política porque siempre tuvimos un proyecto y podíamos conducir el Parlamento sin necesidad de cercenar derechos de minorías políticas”, se lanzó.

Emulando al fundador del justicialismo, Juan Domingo Perón, cuando se refería a los golpistas que lo desalojaron y se instalaron en el poder en 1955 –“No es que nosotros seamos buenos, sino que los que vinieron después eran peores”, solía decir– Cristina hilvanó una frase bastante similar para referirse a la oposición. “Veo un cuadro de situación económica que está marchando muy bien, un cuadro virtuoso, porque realmente no es que seamos genios: hemos aplicado un modelo económico en el que siempre creímos, mercado interno, poder adquisitivo, exportación, no ajuste y negociar con nuestros acreedores; pero del lado del mostrador de los argentinos. Somos los únicos que lo hicimos”, subrayó.

Y distinguió a la gestión de la pelea opositora. “El problema no era de modales: era no estar de acuerdo con un modelo porque tienen otro proyecto o no lo tienen”, desafió. Y marcó: “Qué puede unir a Pino Solanas con Federico Pinedo”.

Con ese preámbulo, la presidenta convocó a los legisladores del oficialismo a impulsar el debate ante la sociedad y pidió que no dejen que la oposición parlamentaria unida en el “Grupo A”, como lo llaman los corrillos oficialistas “choque” el Congreso “como chocaron al país”.

Comentarios