Sin categoría

“Al cerrar los ojos podes ver la película que revela la música”

El músico serbio Emir Kusturica llegó a Argentina y dialogó con la prensa en un hotel de Buenos Aires. El artista estará en la ciudad el domingo, a partir de las 21, en el salón Metropolitano.

El artista serbio Emir Kusturica, quien arribó el miércoles al país para iniciar esta noche en el marco del Cosquín Rock una serie de recitales junto a la No Smoking Orchestra por Buenos Aires, Córdoba, Neuquén y Rosario, confesó: “Me imagino viviendo en la Argentina y esto no es un piropo”.

La razón de semejante definición obedeció, según comentó en una rueda de prensa realizada en un hotel del centro porteño, a que “aquí vivimos unas experiencias inolvidables y en ningún otro lugar logramos establecer semejante conexión con el público”.

“Cada noche en el Luna Park fue tan espectacular e inolvidable que nos recargó de energía para seguir creando”, aseguró el autor de maravillosos films como Tiempo de gitanos, Underground y Sueños de Arizona.

Como parte de una banda de 11 integrantes que fusiona la música gitana con sonidos de origen arábico, punk, folclore balcánico, ska, jazz y rock, Kusturica tendrá varias oportunidades de ratificar ese vínculo.

Emir Kusturica & the No Smoking orchestra se presentarán el domingo en Rosario.
Emir Kusturica & the No Smoking orchestra se presentarán el domingo en Rosario.

Esta noche el músico serbio inaugurará la 10ª edición del Cosquín Rock; el domingo tocará en Rosario; el martes 16 se presentará en Neuquén, y el jueves 18 lo hará en el estadio Luna Park de la ciudad de Buenos Aires, dentro de un tour que cerrará el sábado 20 del otro lado de los Andes, en Santiago de Chile.

En relación a la presencia del conjunto en el Cosquín Rock, tomó la palabra el cantante de la banda, Dr. Nelle Karajlic, quien aseguró: “Sabemos que se trata de un festival grande, una experiencia que todavía no tuvimos aquí, y por eso vinimos”.

“Sí hemos tocado en festivales de ese tipo en Europa, pero seguramente acá será mucho más loco”, se entusiasmó el vocalista que, sin disimular el agobio que le generó el calor porteño, agregó: “Venimos de menos 20 grados y acá nos recibieron con más de 40”.

La referencia a estos encuentros artísticos masivos permitió que Kusturica contara acerca del Kustendorf, un festival de cine y música que desde 2007 realiza en esa ciudad de Serbia donde nació el 24 de noviembre de 1954.

“Nos interesa conocer bandas argentinas para poder invitarlas a ir para allá”, propuso Dr. Nelle, mientras que su compañero recordó que por ese festival pasaron grandes directores como Nikita Mijalkov, Jim Jarmush y el actor Johnny Depp, a quien volverá a dirigir en un film sobre el revolucionario mexicano Pancho Villa.

Kusturica consideró que el film sobre Pancho Villa (cuyo curioso título sería Siete amigos de Pancho Villa y la mujer con seis dedos) que protagonizará Depp “es un proyecto revolucionario”.

Emir se permitió, traductora mediante, verbalizar su ideario sin perder de vista el fuerte lazo que lo une con la Argentina y contó que “antes de venir al país y leyendo a (Jorge Luis) Borges creía que todos aquí eran intelectuales y aunque al conocerlos me di cuenta que no es así, me siento muy ligado a este lugar. Debe ser porque me encanta el fútbol y ustedes lo juegan mucho mejor que nosotros”.

Consultado acerca de su doble rol de cineasta y músico, explicó que “el cine es música. Al cerrar los ojos podés ver la película que revela la música”.

“No hay contradicción alguna y solamente una pregunta ¿cómo meter tantas emociones en una sola vida?”, se explayó el realizador de ¿Te acuerdas de Dolly Bell?, Gato negro, gato blanco y La vida es un milagro.

Al respecto, concedió una diferencia entre hacer música y filmar películas: “Hago música porque desde la unión del grupo podemos expresar abiertamente nuestra actitud política. El cine te da la posibilidad de comunicarte a través de él pero no por él”.

“A mí me interesa –avisó– hablar sobre los problemas, sobre la belleza, sobre la opresión política y sobre los logros políticos y por eso me afirmo en el arte, en la verdad y en la libertad”.

En oposición a ese ideario estético e ideológico, consideró que “ahora todos se concentran en el éxito, pero para ser exitoso en el cine o en la música hay que ser estúpido”.

Comentarios