País, Últimas

¿La venta de nafta ya no es negocio?

Desde el sector advirtieron que hay al menos 500 estaciones de servicio con peligro de cierre por “escasa rentabilidad”.

estaciones_grande

Empresarios dueños de estaciones de servicio advirtieron hoy que peligran 500 puestos de expendio de combustibles, que se sumarían a los 220 que se perdieron durante el año pasado, por la “escasa rentabilidad” del sector.

También alertaron que esta situación conlleva cientos de puestos de trabajo, dado se perdieron 50.000 empleos en los últimos cinco años, con el cierre de 1.700 estaciones de servicio denominadas “blancas”, es decir sin bandera de ninguna petrolera.

Así lo indicó la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI) al cuestionar la “baja rentabilidad” del sector.

En declaraciones al portal Iprofesional.com, Manuel García, titular de AESI, alertó que la pérdida de la totalidad de esas boca de expendio podría precipitarse antes de fin de año.

Se trata de poco más de 500 negocios que lograron mantenerse en pie, tras la crisis que atraviesa al sector desde 2004.

“(Guillermo) Moreno es el verdugo. Nos prometió que iba a embanderar a las estaciones blancas, que iba a asegurar el abastecimiento pleno y mejorar los precios, y no cumplió con nada de eso”, se quejó García.

También ironizó que “en lo que sí cumplió es en que, como nos dijo, para lograr rentabilidad había que concretar el cierre de 1.500 estaciones. Lo logró con creces”.

“En todo el sector se cerraron 3.200 de 2004 para acá, con 50.000 trabajos que se perdieron en el mismo período”, completó.

En coincidencia, el titular de la Confederación de Entidades de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), Raúl Castellano, indicó que “la falta de políticas que traten la rentabilidad hace que las estaciones de servicio independientes ya no sean viables en el mediano plazo”.

“La estación blanca enfrenta obstáculos como la imposibilidad de asegurarse el aprovisionamiento y, en paralelo, el hecho de tener que pagar sobreprecios al no contar con el combustible que las petroleras le entregan a sus redes por contrato”, puntualizó.

Y agregó que esto “lleva a los independientes a colocar sus productos finales hasta un 15 por ciento por encima de los valores que ostentan las marcas”.

“Ese sector sufre la falta de definiciones como viene pasando con las estaciones en general. A partir de febrero volveremos a discutir para tratar de modificar los márgenes de rentabilidad vigentes hoy”, aniticipó Castellanos.

Comentarios