Edición Impresa

Villa Diego: presunto ajuste de cuentas dejó un muerto

  • image1

villa-diego

La tarde del viernes en barrio Talleres de Villa Diego, en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, se vio conmovida por una violenta pelea que terminó con la vida de un vecino de la zona que murió desangrado a la espera de una ambulancia. Carlos Leandro Velázquez tenía 28 años y estaba junto a un amigo en la esquina de Dorrego y 17 de Octubre, cuando se acercaron otros dos muchachos a bordo de una moto y tras cruzar algunas palabras le dispararon. Un plomo lo alcanzó arriba de la rodilla derecha y otro más cerca de la ingle, que le tocó la arteria femoral provocándole un intenso sangrado. Cuando llegaron los médicos ya estaba muerto.

Vecinos del barrio dijeron no haber escuchado la discusión pero sí tres o cuatro disparos, un poco antes de las seis de la tarde del viernes. Al salir dijeron que vieron al joven apoyado en la pared de la casa de la esquina y a su amigo subirse a una moto que estaba estacionada en el cordón y salir a toda velocidad en busca de sus familiares, que viven a tres cuadras del lugar. La escena se empezó a llenar de gente y todos, desde sus celulares, reclamaban una ambulancia. “Llamamos un montón de veces, todos los vecinos, y nos hacían muchas preguntas. Él todavía respiraba y como demoraban mucho trataron de subirlo a una chata que estaba por calle 17 de Octubre para llevarlo a un hospital. Pero justo llegaron los médicos y no los dejaron porque ya estaba muerto. Tardaron más de media hora en llegar”, dijo una chica de la cuadra.

Entre tanto, llegó al lugar una tía de la víctima, con una prima y un primo, quienes alcanzaron a verlo antes de que muriera mientras preguntaban a gritos por qué lo habían matado.

“Su amigo no se escapó, se subió a una moto negra, de 125 centímetros cúbicos, que estaba estacionada en el cordón y fue a avisarle a la familia”, dijo un adolescente mientras otro reconstruía la escena. “Sobre la vereda había un camión, se ve que los que vinieron lo acorralaron”, dijo. A tres cuadras del lugar, por calle 3 de Febrero y 17 de Octubre, vivía la víctima. Los comerciantes de la zona no quisieron dar muchos datos pero coincidieron en que era “buena gente” y que se había criado en el barrio.

Voceros policiales sostuvieron que Velázquez circulaba en una motocicleta con un amigo cuando se encontró, en la esquina de 17 de Octubre y Dorrego, con al menos dos personas, que también se movían en moto.

Tras una discusión por razones que por el momento se desconocen, uno de los hombres sacó un arma de fuego y disparó en dos oportunidades contra el joven, una en una de sus rodillas y la otra en la ingle. Tras esto, los atacantes se dieron a la fuga.

Los pesquisas tildaron el homicidio como un ajuste de cuentas, y dijeron que el joven tenía algunos antecedentes penales pero de años atrás. También que había dos capturas abiertas, una del Juzgado de Instrucción 2ª de julio de 2011, y otra de la Sala 3ª de la Cámara Penal, de octubre del año pasado. Consultados sobre si había alguno de los autores identificados dijeron que no, pero que se están realizando tareas investigativas.

El hecho ocurrió en jurisdicción de la seccional 25ª de Villa Gobernador Gálvez y es investigado por la Brigada de Homicidios y el Juzgado de Instrucción en feria, a cargo de Roxana Bernardelli.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente