Jueves 2 de Octubre de 2014

Vecinos de San Lorenzo marcharon por desaparición de una joven

A un año de la desaparición de Rocío Gómez, un grupo de personas se manifestó con pancartas y banderas en la jefatura de la vecina localidad y de allí marcho hacia los tribunales locales en reclamo de justicia.
Publicado el 27 febrero 2012

Un grupo de personas se manifestó esta mañana en la ciudad de San Lorenzo pidiendo justicia por Rocío Gómez, desaparecida hace un año en la vecina localidad. La marcha con pancartas y banderas se realizó frente a la jefatura de San Lorenzo y de allí marchó hacia los tribunales locales.

La joven de 17 años desapareció el 27 febrero de 2011 junto a su hijo de 14 meses. Tiempo después, la Policía allanó una vivienda de la zona norte de Rosario y, enterrados a tres metros de profundidad, encontró los restos óseos de una chica que podría ser Rocío, aunque los estudios de ADN realizados aún no lo han confirmado.

Según denunció la madre de la víctima, tras su desaparición, la chica le envió un mensaje de texto donde le solicitaba que le llevaran una moto hasta una granjita de Valle Hermoso al 1200, en la zona norte de Rosario –adonde Rocío había trabajado un tiempo atrás– porque José Luis L., el dueño del comercio (quien ella había mantenido una relación sentimental) iba a comprarle el rodado.

A partir de allí, la mujer describió que vio a su hija con la cabeza rapada con su hijo en brazos, que no le permitían hablar con ella y que en la propiedad en donde estaba ubicada la despensa y la casa de José Luis L., ambas fueron sometidas sexualmente.

Además, Norma denunció que su pareja también fue golpeada y maniatada. Según sostuvo la mujer, antes de irse la mujer recibió amenazas de muerte. A partir de ese momento, no volvió a ver a su hija. La denuncia de la desaparición fue radicada por la madre de Rocío varios meses después y luego amplió su declaración judicial en varias oportunidades.

En noviembre, la jueza Sabatier, titular del Juzgado de Instrucción de la 14ª Nominación, resolvió procesar con prisión preventiva a Juan José L., de 40 años y conocido como Pijuán, y a Jonathan Raúl V., de 20 años, por la probable comisión como coautor de los delitos de privación ilegítima de la libertad doblemente calificada por uso de violencia, amenazas y/o venganza y por el uso de armas de fuego, lesiones, robo calificado por uso de armas de fuego y abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma de fuego.

En tanto, los otros seis detenidos –Alexis Albana M., de 23 años; Ramón Antonio D., de 28 años; Yoana Aneley V., de 22 años; Jorgelina Soledad S., de 18 años; Héctor Raúl V., de 53 años, y Mónica Mabel M., de 44 años–, quedaron procesados por la probable comisión del delito de encubrimiento agravado, aunque sin prisión preventiva.

Además, hay un pedido de captura en contra de Hernán L., hermano de Pijuán, quien continúa prófugo.

Comentarios