Policiales

Una mujer fue violada frente a sus sobrinos

  • image1

Una mujer denunció que fue violada brutalmente frente a sus sobrinos en su vivienda de Gutemberg al 2700, en la zona oeste de la ciudad. El hecho ocurrió este domingo a la madrugada cuando el agresor, a quien la víctima conocía de ir a su negocio a pedirle mercadería, maniató a los menores y abusó sexualmente de ella.

Tras ser blanco de la peor de las pesadillas la joven fue a la guardia del Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (Heca) en donde fue examinada y posteriormente diagnosticada con politraumatismos por violencia de género.

En diálogo con Roberto Caferra en Radio 2, la madre de Romina (la joven de 29 años que denunció lka brutal violación) contó consternada que su hija tiene una granja en donde vive y cuando estaba por abrir el negocio, este domingo alrededor de las 6, se acercó el hombre que luego la atacó para pedirle cigarrillos.

“Mi hija se acercó al portón para entregárselo y él le puso un cuchillo en el cuello, así entró”, contó la madre de la joven.

La mujer también relató que ante la inminente amenaza su hija le dijo al agresor que “se lleve todo”.

Pero sin reparo, luego de meter en un bolso cigarrillos, plata y otros productos que Romina tenía para la venta, le dijo que la iba a matar.

Siempre según el relato de la madre de la muchacha, el agresor ató a los sobrinos que se habían despertado por el alboroto, le pegó a Romina hasta hacerla desmayar y la violó ferozmente varias veces.

Según consta en la denuncia y en el parte médico, la víctima presentaba cortes de arma blanca en las piernas y hematomas en distintas partes del cuerpo.

Romina se recupera en Heca y su pronóstico es reservado. Interviene en la investigación la Unidad de Delitos Sexuales Matías Ocariz. Personal policial busca intensamente al supuesto agresor, quien una vez cometido el hecho se dio a la fuga.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron que el presunto autor de la agresión está prófugo y el fiscal libró las actuaciones para su captura y que existe la posibilidad de que ya no se encuentre en la provincia, por lo cual se efectuaron las correspondientes medidas.

Voceros del MPA también señalaron que “se le hicieron los exámenes médicos a la víctima cuyo resultado corroboró el abuso”.

En tanto, los menores que fueron testigos del aberrante hecho son atendidos por el equipo de psicólogos que trabajan en la Fiscalía de la Unidad de Delitos Sexuales.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente