Ciudad

Una mujer “en crisis” murió en el interior de la comisaría 10ª

  • image1
    María de los Ángeles tenía 45 años y sus compañeros de trabajo se mostraron consternados y preocupados por el insólito y fatal incidente.

El protocolo de la ley de Salud Mental establece que cuando una persona sufre una crisis subjetiva, la Policía tiene que llamar a la ambulancia del sistema público de salud. Deben acompañar en el traslado al Centro de Salud Mental Agudo Ávila de calle Suipacha o a un hospital. Y ello no pasó cuando María de los Ángeles París, una bibliotecaria de 45 años, tuvo una crisis subjetiva en la comisaría 10ª, de Darragueira 1158. La mujer fue a pedir a los uniformados que la acompañasen hasta su casa porque tenía miedo de que la robaran y tuvo una crisis. Los policías la esposaron y, sin avisarle al fiscal de turno, la dejaron en un “cuarto” a las 21.30, donde se descompensó. En ese momento, decidieron llamar a la ambulancia. Minutos después de las 22, los médicos constataron que estaba muerta. En la causa intervienen los fiscales de la Unidad de Homicidios Dolosos y Culposos y también Asuntos Internos. Compañeros de trabajo, familiares y amigos negaron la versión oficial a través de redes sociales y pidieron que se investigue. Descargaron su dolor por la muerte de la mujer que trabajaba en la primaria de la escuela Gurruchaga y en la Escuela de Educación Técnica Nº 464 (ex Enet Nº2). Las dos escuelas estuvieron cerradas por duelo.

Versión oficial

Desde el Ministerio de Seguridad indicaron que anteanoche María de los Ángeles se presentó pasadas las 21 en la seccional 10ª, aclaró que no quería hacer una denuncia y pidió que la llevaran hasta su casa porque tenía miedo de unas personas que circulaban en motocicleta por la zona y habían intentado robarle. Las versiones del Ministerio y de Fiscalía dan cuenta de que la mujer se puso nerviosa y salió corriendo de la comisaría, aunque a los pocos metros fue alcanzada por personal de la fuerza, la esposaron y la regresaron a la dependencia. Allí, la mujer brindó un contacto telefónico de familiares, con quienes se comunicaron y procedieron a trasladarla a su vivienda. Pero, siempre según las mismas fuentes, en el patrullero experimentó nuevos episodios de descontrol y regresan a la comisaría, donde la alojaron en un “cuarto”. Al rato, un policía se acercó para ver cómo estaba, y la encontró descompensada. Lo que relatan los agentes es que la hallaron con un aparente paro cardiorrespiratorio, y que llaman al Sies y al médico policial, explicaron las fuentes policiales. Cuando los profesionales de la salud llegaron anunciaron que, a pesar de las tareas de reanimación que le practicaron a María de los Ángeles, había fallecido pasadas las 22. Los voceros judiciales señalaron a El Ciudadano que los uniformados de la comisaría de barrio Alberdi no comunicaron la detención de esta mujer. “Luego el comisario se contactó directamente con el fiscal para relatar lo sucedido”, dijeron los pesquisas.

El cuerpo de María de los Ángeles fue trasladado al Instituto Médico Legal (IML) donde un informe preliminar de autopsia indicó que “no presenta signos de violencia externa, sólo escoriaciones leves (raspones), algunas de vieja data. No se hallaron lesiones en zona de cuello y tampoco presenta lesiones internas. La causa de fallecimiento en primera instancia sería parocardiorrespirarorio posiblemente generado por la ingesta de alguna sustancia. Se esperaba examen toxicológico para corroborarlo”, explicaron los voceros consultados.

En la investigación del caso intervino el Gabinete criminalísticos de la Policía de Investigaciones (PDI), el fiscal Walter Jurado, de Homicidios Culposos, y su par Luis Schiappa Pietra, de Homicidios dolosos. Ambos dictaron medidas de levantamiento de rastros y fotografía. También se dio intervención a Asuntos Internos de la Policía.

Cuestión médica, no policial

“Los pasos a seguir para contener a una persona que sufre una crisis subjetiva es que la Policía llame al Sies y acompañe a los médicos para que sea ingresada a la guardia de cualquier hospital o al Agudo Ávila. En ninguna circunstancia, la persona tiene que ser encerrada”, remarcaron profesionales de Salud Mental, quienes no salían de su asombro por el caso de María de los Ángeles París.

“En ningún protocolo está estipulado que una persona con un problema de salud mental termine detenida. Los médicos del Sies están informados y tienen la obligación de acudir ante la llamada de la Policía por un caso de una persona con una crisis subjetiva, donde no puede ubicarse en la realidad. El encierro en un calabozo sólo exacerba el síntoma. Es una cuestión médica, no policial”, sintetizó una psicóloga con más de treinta años de experiencia en atención en Centros de Salud de Rosario.

“Era una mujer cálida y llegaba a los chicos”

María de los Ángeles París tenía 45 años, era bibliotecaria y trabajaba en la escuela Gurruchaga, de Salta 3439, y en la ex Técnica 2, de Tucumán 2483.

En la Gurruchaga llevaba adelante el taller del cuento. “Les leía en los recreos a los más chiquitos. Sus alumnos eran de primer y segundo grado. Uno de los chicos vino a preguntar por la seño porque la buscaba para que le lea un cuento y cuando se enteraron se pusieron muy tristes”, describió ayer Marisa Amadeo, la directora de la secundaria de la escuela Gurruchaga.

La docente dijo que todos sus compañeros estaban molestos porque de ir todos los días a la escuela, ahora es una loca. “El martes donó sangre, fue lo único que le pasó en la semana. Queremos que se investigue por lo que dicen que es una loca, que atacó a la Policía. Estamos todos consternados y tenemos preocupación. Era una mujer cálida con los alumnos, siempre presente y muy dedicada. Llegaba a los chicos y ellos la querían”, describió la directora para remarcar que también era muy querida por los alumnos de la Técnica donde también trabajaba.

Esas mismas palabras tuvieron los usuarios de las redes sociales, muchos dejaron en claro que eran compañeros de trabajo y alumnos, quienes además de describirla como una persona muy amable, dulce y llena de proyectos, reclamaron que se investigue y negaron la versión oficial.

Las dos escuelas estuvieron cerradas jueves y viernes por duelo. A su vez, sus familiares comunicaron a través de las redes que la última despedida había comenzado este jueves a las 15.30 en Casa Bassi, de avenida Francia y Salta.

Amsafé expresó dolor

La Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe) delegación Rosario publicó en su página oficial un mensaje donde lamentó el fallecimiento de María de los Ángeles París. “Sus compañeros de trabajo han perdido a los 45 años a una excelente docente, compañera y persona. Nos solidarizamos con la familia en este difícil momento. María de los Ángeles falleció en el interior de una comisaría a la cual concurrió para realizar una denuncia. Nos entristece y repudiamos el mal uso de la información de los distintos medios de comunicación respecto del suceso y esperamos el esclarecimiento del hecho”, instó el gremio.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente