Edición Impresa

Un solo policía, autor de casi todos los tiros en la persecución

  • image1
    El fatal desenlace se produjo en Callao y Arijón, donde murieron los dos ocupantes del auto en fuga. Juan José García

“Un solo policía fue quien realizó la mayoría de los disparos”. Así lo confirmó ayer el fiscal Adrian Spelta que investiga las muertes de Alejandro Emanuel Medina, de 32 años, y de David Ezequiel Campos, de 28, que ocurrió el viernes cerca del mediodía en Callao al 5700.

Esta versión había surgido en forma extraoficial primero, pero luego el fiscal la confirmó y pidió la carpeta médica del policía en cuestión ya que según la familia de Campos el agente había estado dos años con carpeta médica psiquiátrica y hace algunos meses le devolvieron el arma reglamentaria. “No es la primera vez que mata, y vació un cargador entero, aunque algunos testigos dicen que fueron dos”, detalló por su parte Germán Campos, hermano de David, que ayer fue a la Fiscalía junto con la Multisectorial contra la Violencia Institucional y aportó datos al fiscal.

Spelta detalló que es la Policía Federal la que lo asiste en la pesquisa, e incluso afirmó que es esa fuerza quien peritará las armas de los 19 policías que participaron en la persecución y posterior tiroteo. “Los policías tuvieron distinta participación en las distintas secuencias. Igual les incautamos las armas y ahora están haciendo trabajo de oficina para no entorpecer la investigación”, agregó.

También explicó que se está peritando el auto para ver el recorrido de las balas y si en realidad dispararon o no desde el interior del vehículo, hecho sobre el cual aun no hay evidencia. “Se encontraron dos armas, aparentemente en el auto y ahora debemos saber si las mismas fueron disparadas”, aseveró.

El fiscal dijo además que Medina tenía en su cuerpo 14 orificios, 5 de los cuales eran de entrada y salida. Campos recibió cuatro impactos.

Alejandro Emanuel Medina, de 32 años, conducía un Volkswagen Up con David Ezequiel Campos, de 28, como acompañante cuando pasadas las 11 de anteayer trataron de esquivar un control vehicular de avenida Grandoli y Gutiérrez, en el límite de barrio Municipal y el Fonavi del Parque del Mercado. Según la versión policial, una patrulla del Comando Radioeléctrico comenzó una persecución a la que se sumaron agentes de la PAT y una moto policial. En total, hubo dieciocho policías involucrados.

Spelta contó a los medios de comunicación que los uniformados siguieron al Up por Pueblo Nuevo, de Villa Gobernador Gálvez, retomaron la zona de El Mangrullo, del Swift, volvieron a Circunvalación hasta culminar aquí –por Callao entre Arijón y Cazadores– , donde fue interceptado por dos móviles de la Policía de Acción Táctica y terminó chocando contra un árbol en la vereda”.

El hermano de Campos insiste en que los jóvenes fueron asesinados después de que chocaron con el auto, que las armas fueron plantadas y que el policía que al menos descargó un cargador entero había salido de una larga licencia psiquiátrica y que ya había matado.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente