Edición Impresa

Tiroteo se cobró la vida de una nena de dos años


Notice: Undefined index: thumbs in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/single.php on line 67
  • image1
    La nena fue baleada en su casa, en un barrio humilde de Villa Gobernador Gálvez. Juan José García

Una beba de 2 años fue asesinada y su padre terminó baleado en los primeros minutos de ayer dentro de su precaria vivienda en un confuso episodio que ocurrió en Villa Gobernador Gálvez. Los apodos de los protagonistas del tiroteo circulan por lo bajo debido a que los testigos temen que le quemen la casa. Hay dos detenidos por Gendarmería que quedaron a cargo de Flagrancia, los cuales fueron sindicados por los vecinos como partícipes en los disparos.

David R., de 23 años, escuchó las primeras detonaciones cerca de las 21 de anteanoche. Cuatro horas después, las balas traspasaron las chapas y la cortina de tela que hace de puerta de su casa ubicada en avenida de La Ribera casi esquina Córdoba. Uno de los proyectiles rozó el cuello de David. Algunos vecinos dicen que ese plomo atravesó el cuerpo de Candela, la beba de David de dos años. La pequeña estaba sentada en la cama de dos plazas donde sus padres creyeron que estaba a resguardo. De acuerdo con lo que informaron las fuentes policiales, el proyectil ingresó por el costado derecho del torso de la nena y tuvo la salida por el izquierdo. A David, su papá, le diagnosticaron una herida de arma de fuego superficial en cuello.

Fernanda y Joanna son las tías de la beba y contaron en una entrevista televisiva que su hermana Roxana tomó a la beba y corrió en busca de auxilio porque la ambulancia nunca llegó. “Mi cuñado encontró una moto y se fueron para el hospital pero no llegaron a tiempo”, contó Fernanda, quien agregó que dentro de la precaria vivienda también estaban su mamá Alejandra y otro sobrino de cinco añitos.

“Este no es un barrio normal. Tiran tiros todos los días, para todos lados y a toda hora. La Policía no hace nada, esto no es de ahora. Por la falta de luz, por la calle rota, la ambulancia y los remises no entran. Por todo eso cuando mi sobrina llegó, ya era tarde”, se lamentó Joanna ante las cámaras de televisión.

En tanto, Alejandra, abuela de la nena y vecina de su hija Roxana, habló desde la impotencia de vivir en un barrio que está a merced de las balas. “Me da tanta bronca todo esto. Hay tiroteos todos los días, ayer a la mañana hirieron a uno (aunque ninguna fuente oficial confirmó el dato). Me amenazaron los de acá abajo –en referencia a  ciertos grupos armados que viven a la vera del río Paraná–. Me dijeron que si hablaba, me quemaban la casa”, contó Alejandra entre lágrimas a los periodistas de Canal Tres.

El tiroteo

En el transcurso de ayer fueron muchas versiones las que aparecieron sobre el móvil del tiroteo y también sobre los protagonistas. A la mañana, unas personas contaron que la familia de nena tenía problemas con unos vecinos de abajo (por la vera del río). “Siempre discuten, se putean, se tiran piedras y terminó a los tiros. En el medio también hay otras familias”, describió un pescador.

Sin embargo, otra versión que aportaron conocedores de la zona ayer a la tarde desligan de toda responsabilidad al papá de la nena y también sindican a dos bandas. “Hace ocho meses que se vienen agarrando. Hubo un montón de baleados y nadie dice nada. El que mató a la nena fue el Negro Nica, nadie te lo va a asegurar porque está re protegido. Todos vieron que la única pistola 9 milímetros que había la tenía él. Con el Nica estaban sus hijos y también El Chino y se tirotearon con El Topo y Faturita. Son dos bandas que se pelean para ver quién manda en el barrio pero no es nada de falopa”, aportó el habitante de la zona.

En ese sentido, los pesquisas no brindaron información sobre estos apodos, pero aportaron que unas de las hipótesis es que el enfrentamiento tuvo como móvil la disputa del territorio para la venta de estupefacientes. Además, reconocieron que los testimonios coinciden en que hace dos o tres días que las balaceras se vienen acrecentando.

En tanto, familiares y vecinos contaron que tras el crimen personal de Gendarmería detuvo a tres personas que tenían alguna responsabilidad en el hecho. Voceros judiciales sostuvieron que, si bien la fiscal de Homicidios, Marisol Fabbro estaba enterada de esta versión, los apresados quedaron a cargo de la fiscal de Flagrancia por disturbios hasta que se corrobore la relación con el asesinato.


Notice: Trying to get property of non-object in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/functions.php on line 831

EDICIÓN IMPRESA

MÁS LEÍDAS

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente