Policiales

Tensión en el Fonavi del sur: detenido por amenazar con tumbera a vecinos

  • image1
    Balaceras y amenazas en Sánchez de Thompson entre el 100 y el 200 Bis.

No se sabe si los hechos están relacionados. Pero a la brutal balacera que el sábado a la noche terminó con la vida de un adolescente de 17 y dejó tres heridos, entre ellos una nena de seis años, le siguió una mañana tensa. La Policía dijo que a las 8.30 del domingo recibió un llamado que advertía sobre un vecino armado repartiendo amenazas en el Fonavi del Parque del Mercado. Y que al llegar al lugar, el hombre de 49 años quiso escapar pero lo detuvieron con un arma de fabricación casera. Como nadie del barrio lo denunció, la imputación –que está prevista para hoy a las 9– será por delitos contra la seguridad pública y portación ilegítima de arma de fuego.

Según fuentes policiales, un llamado por radio alertó a efectivos del Comando Radioeléctrico sobre un vecino que a las 8.30 de la mañana amenazaba con una tumbera a los vecinos de Sánchez de Thompson al 100 Bis. Los voceros dijeron que “algunos relatos lo sindicaron como el padrastro de Teletubi” aunque ningún vecino lo denunció. No es la primera vez que al hombre lo acusan de amenazas. En febrero de 2016, una vecina lo señaló a él y a su hijastro de balearle el frente de la vivienda.

El domingo a la mañana, tras el alerta de radio, la Policía dijo que reconoció al hombre por la descripción física y lo esposó cuando intentaba entrar a su casa, en una de las Torres del lado este de esa misma manzana. Los uniformados agregaron que el arma secuestrada, de fabricación casera, estaba a pocos metros del sospechoso, con un cartucho percutado y otro intacto.

Si bien los investigadores no relacionaron los hechos, la brutal balacera del sábado a la noche se desató a solo una cuadra del lugar. Minutos antes de las nueve de la noche, un grupo de jóvenes que estaba sobre calle Sánchez de Thompson al 200 bis, a la altura de la torre 7 del Fonavi, fue atacado a balazos. Yair Nahuel Merlo, de 17 años, sobrevivió pocas horas y murió por los disparos en la cabeza y el abdomen; Nicole Fiorela A., de la misma edad, y Nahuel Sebastián P., de 22, sufrieron heridas de arma de fuego en el abdomen. Y Geraldine, de 6, sufrió dos balazos en la pierna derecha. Por ese ataque, que investiga el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Rafael Coria, no hay detenidos ni imputados identificados.

Barras bravos

La primera vez que resonó fuerte el apodo de Teletubi fue a mediados de 2011 por un hecho vinculado a la diputa de la hinchada de Newell’s del que fue desvinculado más tarde, siendo aún menor de edad. Fue en junio de ese año cuando Tato, uno de los hermanos del asesinado Pimpi Caminos, intentó recuperar la barra con una marcha al Coloso que contó con el apoyo de una fracción de la Policía. Pero no llegaron ni al Parque de la Independencia, porque dos pibes los atacaron a balazos antes de salir del barrio e hirieron a un policía y a un simpatizante. Teletubi terminó en la cárcel de menores pero poco después lo declararon inocente. También había sido mencionado el Cuatrerito, quien terminó preso en Europa por la causa narco conocida como Carbón Blanco, mientras que el instigador señalado era el entonces jefe de la barra leprosa, Diego Panadero Ochoa, quien cumple condena por el homicidio del Pimpi.

En febrero de 2016, Teletubi, Ariel Sebastián A., hoy de 25 años, y su padrastro Julio Oscar A., de 49, fueron denunciados por una vecina de Sánchez de Thompson al 200 bis. La mujer, Rosa C. de 41 años, dijo que le acribillaron el frente de su vivienda y la amenazaron, pero no quiso hacer referencias sobre el móvil de las agresiones.

A las nueve de hoy, Julio A. será imputado por el fiscal Matías Ocaris ante el juez Andrés Donnola.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente