Región

Tenía 3 años y murió ahorcado tras arrojarse de un tobogán

Un niño de 3 años murió al ahorcarse con la cinta de una cámara fotográfica que llevaba en el cuello, al arrojarse de un tobogán, en un jardín de infantes, de la ciudad santafesina de Rufino, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer en el Jardín de Infantes No. 116 de la localidad de Rufino, en el departamento General López. Si bien las maestras lo socorrieron y trasladaron al Sanatorio Modelo de Rufino, el niño murió debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente