Policiales

Resultados preliminares de la 2ª autopsia a María de los Ángeles Paris

  • image1
    Organizaciones sociales, familiares y amigos frente a Tribunales en una de las marchas pidiendo el esclarecimiento de la muerte.

Se realizó este martes la segunda autopsia a María de los Ángeles Paris en el Instituto Médico Legal (IML), la bibliotecaria que murió en la comisaría 10ª a principios de mayo pasado en circunstancias poco claras, y cuyo deceso es investigado por la Justicia.

Se trata de un nuevo examen solicitado por la querella en el que estuvieron presentes los médicos forenses Alicia Cadierno, Raúl Rodríguez y Lucas Kuverling, este último, en carácter de observador permitido por el juez que interviniene en la causa.

También estuvieron durante la autopsia el secretario Daniel Cinalli y el radiólogo Daniel Mathey Doret, la médica de Morgue Judicial de la Nación Cristina Bustos, la fiscal de la Oficina de Violencia Institucional Karina Bartocci. Por parte de la querella, los doctores Sebastián Sancevich y Julia Giordano junto con los peritos de parte Virginia Creimer y la fotógrafa pericial María Creimer.

La noche fatal

María de los Ángeles se presentó pasadas las 21 en la seccional 10ª, aclaró que no quería hacer una denuncia y pidió que la llevaran hasta su casa porque tenía miedo de unas personas que circulaban en motocicleta por la zona y habían intentado robarle. Las versiones del Ministerio y de Fiscalía dan cuenta de que la mujer se puso nerviosa y salió corriendo de la comisaría, aunque a los pocos metros fue alcanzada por personal de la fuerza, la esposaron y la regresaron a la dependencia. Allí, la mujer brindó un contacto telefónico de familiares, con quienes se comunicaron y procedieron a trasladarla a su vivienda. Pero, siempre según las mismas fuentes, en el patrullero experimentó nuevos episodios de descontrol y regresan a la comisaría, donde la alojaron en un “cuarto”. Al rato, un policía se acercó para ver cómo estaba, y la encontró descompensada. Lo que relatan los agentes es que la hallaron con un aparente paro cardiorrespiratorio, y que llaman al Sies y al médico policial, explicaron las fuentes policiales. Cuando los profesionales de la salud llegaron anunciaron que, a pesar de las tareas de reanimación que le practicaron a María de los Ángeles, había fallecido pasadas las 22. Los voceros judiciales señalaron a El Ciudadano que los uniformados de la comisaría de barrio Alberdi no comunicaron la detención de esta mujer. “Luego el comisario se contactó directamente con el fiscal para relatar lo sucedido”, dijeron los pesquisas.

La primera autopsia

El cuerpo de María de los Ángeles fue trasladado al Instituto Médico Legal (IML) donde un informe preliminar de autopsia indicó que “no presenta signos de violencia externa, sólo escoriaciones leves (raspones), algunas de vieja data. No se hallaron lesiones en zona de cuello y tampoco presenta lesiones internas. La causa de fallecimiento en primera instancia sería parocardiorrespirarorio posiblemente generado por la ingesta de alguna sustancia. Se esperaba examen toxicológico para corroborarlo”, explicaron los voceros consultados.

Los resultados del segundo examen

De acuerdo al informe difundido por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), durante la autopsia se efectuaron las siguientes pericias:

Se practicaron mediciones antropométricas y el relevamiento radiográfico pormenorizado. Se observó el rostro, no presentando signos de lesiones traumáticas, extendiéndose esta apreciación a la totalidad del cuero cabelludo, pabellones auriculares y cuello. La cavidad bucal, sin contenido alguno, presentó revestimiento mucoso indemne y piezas dentarias en satisfactorias condiciones, sin signos de lesiones en ninguna estructura de la cavidad. La disección de la cubierta tegumentaria del cuello y la exploración de sus estructuras internas, no mostró tampoco signos ostensibles de lesión traumática alguna. Se disecan y extraen las estructuras viscerales del cuello, cuyo relevamiento radiográfico no mostró lesiones traumáticas (hioides indemne).

La superficie tegumentaria general presentó focos equimóticos en los miembros y abrasión en la muñeca derecha, en coincidencia con lo descripto en el informe de la  primera autopsia. La imagen radiológica del brazo izquierdo mostró en el tercio medio del húmero, una imagen radiolúcida superficial que hizo sospechar la presencia de una fractura, lo cual fue descartado con la disección de los tejidos blandos del segmento anatómico y la extracción del hueso, en el cual, por visión a ojo desnudo y radiografías múltiples, se constata total indemnidad.

Se realizo estudio por disección la caja torácica, en cuya cubierta cutánea y tejido celular subcutáneo no se verifican lesiones, observándose y palpándose en la unión de tramo óseo y cartilaginoso de séptimo y octavo arcos costales derechos, una inflexión angular, que puede ser interpretado como de etiología traumática (fractura), pero que no posee signo alguno de vitalidad, correspondiéndose con fenómeno post-mortem.

Las incisiones profundas practicadas a lo largo de los miembros y dorso corporal, sólo aportan como novedad, la presencia de un foco de aparente infiltración hemática

difuso de aproximadamente cuatro centímetros de diámetro, a una profundidad de un centímetro y medio aproximadamente de la superficie de la piel, la que no mostraba signos de lesiones. Otras zonas de infiltrados hemáticos se observan en la pierna derecha, habiendo sido descriptos también en la primera autopsia.

Se tomaron muestras para estudio toxicológico (cabellos, vello púbico, masa encefálica, tejido hepático, tejido adiposo) e histopatológico para descartar fenómenos de vitalidad en zonas de sospecha de traumatismo, segmentos costales séptimo y octavo arcos derechos, segmento de peto esternocostal del lado izquierdo, hueso húmero izquierdo, losanges varias de piel y tejido celular subcutáneo. Todo ello correctamente identificado, rotulado, envasado y reservado en cajas de telgopor, donde cumpliendo con la Cadena de Custodia correspondiente, serán remitidos por chofer oficial de la Corte Suprema de Justicia en el día de mañana, a la Morgue Judicial de la Nación (Junín 760), con oficio de Fiscalía dirigido al Director de la Morgue, Fernando Trezza.

Todas las probables lesiones no revisten jerarquía para producir la muerte. Queda para este miércoles una pericia odontológica a cargo de un profesional odontólogo legista de la Cátedra correspondiente de la Facultad de Odontología de la UNR

El secretario del IML efectuó el Acta de la Gestión, que fue firmada por la totalidad de los presentes. La Dra. Bustos ha retirado la totalidad de las placas radiológicas relevadas. Las filmaciones de la actuación de la autopsia fueron entregados por la efectiva de la PDI a la fiscal actuante.

La Fiscalía espera el informe oficial en los próximos 20 días de Cristina Bustos, médica forense de la Morgue Judicial de la Nación, quien fue la que dirigió la autopsia.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente