Lunes 22 de Diciembre de 2014

Refuerzan los controles para evitar fiestas clandestinas

Por Diego Montilla.- Tras la decisión de Funes de aplicar fuertes multas a estas reuniones, el municipio teme que se muden a Rosario.

Publicado el 11 enero 2013

controlesdentro

El municipio reforzó los controles para evitar la multiplicación de fiestas clandestinas en la ciudad, especialmente en la zona de Fisherton cercana al aeropuerto. La Dirección General de Inspección se puso en alerta luego de que la Municipalidad de Funes decidiera aplicar fuertes multas a aquellos que convoquen a reuniones masivas en domicilios particulares, cobrando entradas y vendiendo bebidas, en la mayoría de los casos en horario nocturno. El temor es que frente a esto, los organizadores de estos eventos se muden a Rosario para poder continuar con esta forma de comercio ilegal. Estos encuentros suelen publicitarse a través de las redes sociales y son complicados para ser detectados. Es por eso que pidieron a los vecinos que denuncien esta clase de situaciones para poder actuar tal como lo establece la norma.

El titular de la Dirección de Inspección, Gregorio Ramírez, contó que se reforzaron los controles “para que las fiestas que se realizaban en Funes no comiencen a hacerse en Rosario”. “Para nosotros son fundamentales las denuncias de los vecinos porque es la única forma de detectarlos. La zona donde puede haber mayor riesgo es particularmente Fisherton y también Aldea, Hostal del Sol y San Eduardo que son los primeros barrios viniendo de Funes”, explicó.

El funcionario recordó que durante 2012 “se hicieron algunas intervenciones en domicilios particulares a través de las denuncias de algunos vecinos”. “Hemos intervenido como dirección y como municipio por faltas administrativas. Lo que constatamos es que en determinadas propiedades se habían armado estructuras con un rubro no habilitado y con cobro de entrada. Donde logramos entrar obviamente se aplicaron las clausuras preventivas de rigor y se labraron las actas correspondientes. Ese es el límite. Si nosotros no podemos ingresar a la propiedad privada lo que se pide es una orden de registro”, destacó.

Cabe recordar que hace poco tiempo la Municipalidad de Funes decidió aplicar sanciones de hasta 35 mil pesos a los propietarios, responsables, organizadores, titulares dominiales e incluso a las inmobiliarias que suelen alquilar inmuebles por un días para la realización de fiestas que no están contemplados en la ordenanza de fiestas y eventos. La normativa observa también aspectos como la seguridad de esos lugares; la falta de salidas de emergencia, medidas de protección y prevención contra incendios y la generación de ruidos molestos que superan el límite de la normal tolerancia.

Por otra parte y consultado sobre el cada vez mayor número de quejas de los vecinos con respecto a las “previas”, esto es el tiempo en el cual los chicos se juntan antes de ir a bailar a los boliches, Ramírez comentó que “en los últimos tiempos se clausuraron muchos comercios por venta de alcohol fuera de horario a menores”. “El consumo de alcohol en la vía pública en la zona norte es una preocupación de nuestra gestión y hemos establecido dispositivos con otras direcciones como la Guardia Urbana y la Policía. Es algo que se debe abordar con todos los actores posibles. Hay algunos lugares que se han institucionalizado donde los jóvenes se instalan a consumir alcohol en la vía pública y nosotros con nuestros recursos tenemos que evitar que no se genere ningún perjuicio ni a ellos ni a terceros”, finalizó.

Comentarios