Por la web

¿Qué hacer para elegir una contraseña segura?

  • image1

El conocimiento y la inteligencia crecen simultáneamente cada día en los seres humanos, así como la malicia y la codicia en muchos otros. Internet es todo un mundo y nuestra privacidad lo es todo. Cualquiera que logre invadirla, tendrá acceso a toda nuestra información personal, como contactos de alta importancia y posiblemente muchos secretos.

Aunque todas esas compañías a quienes les hemos confiado todo sobre nosotros, ofrezcan toda clase de servicios contra ciberataques, como consejos para evitar que alguien más pueda obtener nuestra información de pagos, seguimos en el riesgo de poder ser víctimas de estos casos.  Los riesgos que se corren, son perder nuestras cuentas o acceso a las plataformas que nos ofrecen ingresos residuales. Aprendamos a evitar estos problemas con los siguientes datos.

¿Qué contraseñas no utilizar?

“123456, qwerty, password, abc123, 111111, iloveyou, dragon, superman, princess, starwars, 123124, 777777, football, welcome, o 12345678”, son las contraseñas más usadas a nivel mundial, por lo que es obligatorio que las cambiemos cuanto antes si poseemos una igual o similar, así que lo mejor es que sigas estos consejos:

1.- Las mejores contraseñas son las alfanuméricas con caracteres especiales (ejemplo: “solo1Euro_de2”). Estas contraseñas que combinan letras mayúsculas, minúsculas, números intercalados y símbolos, serán verdaderamente difíciles de ser adivinadas o descifradas mediante software.

2.- Una contraseña larga es una contraseña más segura, lo ideal es que tenga al menos 8 caracteres. En algunos casos se sugieren más, pero no todos los servicios aceptan claves muy largas.

3.- No utilices documentos de identidad, nombre de mascota o el del personaje de algún libro. Estos elementos podrían hacer que sea más sencillo adivinarlo.

4.- Se recomienda en gran medida evitar el uso de palabras extraídas del diccionario, ya que las mismas se utilizan en algoritmos de programas para descifrarlas. Sin embargo, puedes usar algunas, intercalando caracteres y números al comienzo, en medio y al final de la palabra para hacerlo más complicado.

5.- Evita en los números, además de lo anterior, fechas de nacimiento, aniversarios, códigos postales u otros.

6.- Lo mejor es hacer un acrónimo para tus claves con una frase fácil de recordar. Por ejemplo, “Desde los 15 soy adicto a la cafeína”, así que la clave quedaría así: Dl15saalc.

7.- Si la creatividad no es lo tuyo, no pasa nada, opta por Password Generator, el cual creará una clave segura y gratis que solo deberás recordar.

8.- Si tienes dudas, puedes usar el servicio gratuito How secure is my password? Este determinará al instante, cuánto tiempo tardaría una computadora común en descifrar esa contraseña.

9.- Lo recomendable es, al igual que debemos tener una clave muy segura, cambiarle periódicamente. Plantéate cambiarla con una frecuencia mensual, semestral o anual. Mientras mayor sea la frecuencia de cambio, mejor será para tu seguridad.

10.- Trata de no repetir contraseñas. Quizá veas como buena idea tener 5 contraseñas y alternarlas al azar para su uso, pero siento tener que contradecirte y sugerir que no lo hagas. Sin embargo, puedes reciclar tus contraseñas cambiando al menos 3 caracteres de cualquiera de ellas.

11.- Trata en la medida de lo posible de no anotarlas en ningún lugar. O al menos, no en un lugar de fácil acceso. Siempre podrás guardarlas en documentos de texto con contraseña, pero lo que recomendamos es que la resguardes con un gestor de contraseñas.

12.- Algunos motores de búsqueda, como Google y Firefox, dan la opción de llenado de formularios mediante el registro de tus datos para iniciar sesión. Como cualquiera puede suponer, esto no es seguro en lo absoluto, debido a que se puede acceder fácilmente a las contraseñas. Para estos casos, se recomiendan gestores más confiables.

Gestores de contraseñas

LastPass: se trata de un servicio online, que se encarga de almacenar las contraseñas que utilizamos en determinado pc o laptop (solo con nuestro permiso) con un sistema de encriptación, de manera que ni siquiera LastPass pueda tener acceso a ellas. Y por supuesto, al llegar a determinado sitio web donde ya hemos introducido nuestra clave, nos dará acceso a este con la clave correcta.

KeePass: muy parecido al anterior, pero dando acceso a toda variedad de dispositivos (celulares, tablets, etc). Lo mejor es que incorpora un generador de contraseñas seguras. Además, protege contra el keylogging (una aplicación que examina el orden de las teclas que presionamos y le ofrece esa información a quien lo envió).

Datos de seguridad adicionales

1.- Jamás usen servicios importantes o que puedan mostrar información extremadamente delicada para ustedes desde redes públicas, como cafeterías, aeropuertos o mientras usamos un terminal que no sea de nuestra pertenencia.

2.- Ciertos servicios, como el correo en Gmail o PayPal, tienen la opción de autenticarse en dos pasos, la cual puedes configurar para que no permita iniciar sesión a menos que proporciones un código (el cuál puedes alternar para recibir mediante un mensaje o llamada a un teléfono móvil o fijo), y así prevenir cualquier intento de inicio de sesión malintencionado.

Con estos consejos, estarás listo para mantener todos tus datos dentro de una enorme bóveda impenetrable. De esta manera, podrás dar el siguiente paso con mayor seguridad con el fin de alcanzar tu libertad financiera y personal.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente