Ciudad

Puso la moto al día para retirarla del corralón y se la hicieron chatarra

  • image1

Mayúscula frustración se llevó un joven de 24 años que se gana la vida haciendo trabajos de cadetería, cuando fue a retirar la moto que le habían remitido al corralón municipal y le informaron que había sido compactada. Durante tres meses, el muchacho en cuestión junto pesito a pesito para efectuar la transferencia del rodado, abonar multas y patentes, contratar póliza de seguro y cancelar los costos del acarreo y de la estadía del vehículo en el depósito municipal oeste situado en Presidente Perón al 8000. Con el patrocinio de la letrada Jorgelina Cassanitti, el cadete presentó un reclamo administrativo contra la Municipalidad de Rosario por daños y perjuicios. Solicitó un resarcimiento económico cercano a los 34 mil pesos por la moto compactada y los pagos realizados. “De no prosperar el pedido, interpondremos un pronto despacho e iniciaremos acciones judiciales”, advirtió la apoderada legal en diálogo con El Ciudadano.

En octubre del año pasado, a este joven cadete le secuestraron la moto marca Honda, dominio 746 CYQ. De a poquito, según las escasas posibilidades que otorga el bolsillo de un trabajador informal, comenzó a realizar todos los trámites exigidos por la Dirección Municipal de Tránsito para lograr la restitución del vehículo. Dichas gestiones las realizó entre el 23 de marzo y 15 de junio de este año, tal como consta en la presentación realizada por la doctora Cassanitti.

El pasado 3 de julio, cuando le entregaron el oficio de liberación del rodado, concurrió al corralón municipal pero le informaron verbalmente que la moto había sido compactada. “Todos los trámites que mi cliente ha realizado han quedado registrados mes a mes. Evidentemente ha habido falta de comunicación entre la Dirección de Tránsito con el Tribunal de Faltas. No han notificado al infractor ni a quien hasta entonces era el titular registral de la moto. Si existen movimientos en ese dominio, tiene que haber información registrada en el tribunal”, planteó Cassanitti.

En Rosario existe una ordenanza que atribuye a la Municipalidad las facultades para ejecutar la compactación de vehículos remitidos que permanezcan en depósitos municipales durante un período superior a los 6 meses. El caso del cadete se trata del segundo en pocas semanas, ya que a principios de mes se conoció también el caso de una mujer a la que inspectores de Tránsito le remitieron el auto al corralón y cuando fue a retirarlo le informaron que había sido compactado.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente