Sábado 1 de Noviembre de 2014

Preservación de las especies

El Programa de Agricultura Urbana presentó el manual de producción de semillas y el padrinazgo de las mismas con el fin de evitar la extinción de diversas clases de legumbres, verduras y hortalizas.
Publicado el 2 diciembre 2010

La Secretaría de Promoción Social, a través del Programa de Agricultura Urbana, realizó el martes la actividad “Cultiva Diversidad. Siembra tus Derechos” en la pérgola de Presidente Roca y el río. Allí, cada sábado y domingo se reúnen huerteros y huerteras para mostrar y vender lo producido en las tierras que trabajan. En esta oportunidad, se lanzó la campaña de Madrinas y Padrinos de las Semillas Locales, que consiste en promover, entre las personas que estén interesadas, la recepción de semillas para que puedan convertirse en sus guardianes, cuidándolas y garantizando de esta forma su preservación. Además, se presentó el Manual de Producción “Semillas en Nuestras Manos”, a través del cual se enseña a producir semillas y continuar con el ciclo de especies en el banco de semillas mundial.

“El objetivo de esta iniciativa es trabajar en el rescate y guardia de semillas locales y criollas de distintas especies y distintos puntos del país. Hoy, por ejemplo, tenemos sólo dos tipos de papas y en realidad existen cien, es por eso que buscamos preservar las especies”, explicó a El Ciudadano Antonio Lattuca, coordinador del Programa Agricultura Urbana de la Municipalidad de Rosario.

“Cada una de las semillas de estación que se entreguen tendrán una adaptación en el lugar y luego, una vez que den sus frutos, ese padrino o madrina devolverá algunas semillas al banco que se las otorgó. De esta manera se asegura la existencia de determinada especie y también el círculo que se crea en cuanto a la continuidad de plantaciones, gracias al banco de semillas”, detalló.

Durante la jornada del martes también se presentó el manual para trabajar con esta materia prima tan delicada. Según comentó el coordinador: “Este manual se editó gracias al aporte del Icei Mercosur, la cooperación italiana con la que trabajamos en el proyecto de huertas urbanas y entregamos certificado de reconocimiento y agradecimiento a las 60 huerteras y huerteros que han trabajado –algunos desde hace más de 20 años– en el sistema de huertas comunitarias”.

En el encuentro se distribuyeron semillas de maíz, distintas clases de porotos, plantines de tomates, semillas de zapallo y zapallito. A su vez, Lattuca adelantó que en marzo se retomará la entrega de semillas, ya con plantas de estación otoño–invierno, como plantas de hojas.

Quienes estén interesados en participar del “padrinazgo” de semillas y comenzar con el rescate de especies pueden solicitar mayor información –además del manual– por medio del correo electrónico: agr_urbana@rosario.gov.ar y semillasnianderoga@gmail.com.

Cabe señalar que la iniciativa fue organizada por el Programa de Agricultura Urbana de la Subsecretaría de Economía Solidaria (Secretaría de Promoción Social, Municipalidad de Rosario), Inta Pro-Huerta (Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación), el Instituto de Cooperación Económica Internacional (Icei) del Mercosur, el Centro de Estudios de Producciones Agroecológicas (Cepar), la Red Vida Verde de Consumo Responsable y la Red de Huerteras y Huerteros de Rosario.

Desde hace más de 20 años la producción en las huertas comunitarias abre espacios al trabajo en sí y tiene como objetivo fomentar la alimentación sana, tanto de los trabajadores de estos terrenos como de la ciudadanía toda, que a diario puede adquirir de estas frutas, verduras y hortalizas.

A su vez, en el plan de las huertas comunitarias se encuentra el desarrollo de jóvenes con discapacidades diferentes en el vivero ecológico de la zona norte de la ciudad.

La iniciativa de la protección de semillas fue apoyada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia (MAE), Global Virtual Classroom (GVC), el Foro para la Agricultura Familiar (Fonaf) y el Movimiento Agroecológico de Latinoamérica y El Caribe (Maela).

Comentarios