Política

Paso a paso: se desintegra la industria local del calzado

  • image1

La ola importadora no se detiene. Y los números son el fiel reflejo de una situación que genera día a día más preocupación en la provincia de Santa Fe. Fue el propio ministro de la Producción, Luis Contigiani, quien actualizó cifras alarmantes en un rubro que recibe golpes a menudo: el calzado.

Según datos que brindó el precandidato a diputado nacional por el Frente Progresista, las importaciones de calzados en el primer semestre de este 2017 en comparación con el mismo período de 2015 tuvieron un crecimiento de casi un 76 %.

“Menos ventas en el mercado interno. Más importaciones. El modelo se está llevando puesta a la industria del calzado”. Con esta frase en su cuenta personal de la red social Twitter, el ministro Contigiani volvió a poner al tema en el centro de la escena, demostrando una vez más el desacuerdo del gobierno provincial en relación a las políticas que lleva adelante la conducción nacional que lidera Mauricio Macri.

Según datos del Observatorio de Importaciones de Santa Fe, el ingreso de calzados tuvo un incremento sustancial en esta primera mitad del año en comparación con el primer semestre de 2015: mientras hace dos años entraron al país 9.021.621 pares, en este inicio de 2017 la cifra dio un salto gigantesco marcando 15.865.505 pares, lo que representa un incremento del 75,5%; en tanto que en 2016 la marca fue de 12.270.657.

Esta situación ha agudizado en los últimos meses problemas en pymes y empresas de la región, como por caso en Acebal, localidad que agrupa a la gran mayoría de las industrias del calzado en la provincia. Así, las suspensiones cayeron a granel sobre trabajadores, generando preocupación en muchas familias; también se dieron recortes en el pago a proveedores de insumos, ya que la cadena fue perdiendo eslabones.

En busca de ayuda

Desde el Observatorio de Importaciones anunciaron que se unirán con la Cámara del Calzado provincial para presentarse ante la Secretaría de Comercio de la Nación a fin de mostrar la situación asfixiante que hoy atraviesa el sector. Plantearán la posibilidad de una suba en los aranceles a los calzados que llegan desde el exterior y que compiten en el mercado con los hechos made in Santa Fe.

En caso de que las ventas no mejoren y la producción siga en baja, desde el Observatorio de Importaciones advierten que el futuro se complicaría aún más y que hasta podría asimilarse a lo vivido con los metalúrgicos.

Preocupación de Came

El rosarino Elías Soso, actual vicepresidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), mostró su preocupación por el presente que atraviesa el sector del calzado, que hoy fabrica cada vez menos. “Suben las importaciones y no bajan los precios, eso hace que no se venda”, aseguró el histórico dirigente comercial de la ciudad. Y agregó sobre la apertura de las importaciones: “Debilita la actividad industrial, que genera empleo y se ponen en riesgo las fuentes laborales”.

 

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente