Política

Para Cepa, los jubilados financiarán las ganancias empresariales

  • image1
    Cepa advirtió que Ansés perdería 114.000 millones de pesos al año. “O lo cubren bajando las jubilaciones o se desfinancia la Ansés”, advirtió Strada.

La reforma tributaria fue el principal tema de debate en la reunión en el Centro Cultural Kirchner (CCK) que mantuvieron la semana pasada los gobernadores con el presidente Mauricio Macri, en la cual estuvo presente el mandatario santafesino Miguel Lifschitz. Allí, el gobierno nacional propuso coparticipar el 100% del impuesto a las Ganancias. Pero les pidió que abandonen los juicios contra el Estado por deudas de coparticipación y una rebaja del impuesto a los Ingresos Brutos, principal fuente de financiamiento de las provincias. Santa Fe reclama 50.000 millones de pesos y Lifschitz ya adelantó que no cederá en el reclamo de la deuda.

El Centro de Economía Política Argentina (Cepa) advirtió que la coparticipación del 100% del impuesto a las Ganancias a las provincias y la reducción de cargas patronales –contemplada en la reforma laboral– desfinanciará a la Ansés. Este déficit se cubrirá en parte con una reforma previsional: los jubilados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de asignaciones familiares, financiarán la reducción de costos para los empresarios.

La politóloga y economista Julia Strada es la representante rosarina del Cepa. En diálogo con El Ciudadano explicó que el 20% del impuesto a las Ganancias se destina a la Ansés. Si se coparticipa con las provincias, la caja de la seguridad social perdería 111.000 millones de pesos por año. La reducción de cargas patronales quitaría otros 43.000 millones de pesos al organismo.

A pocos meses de haber asumido el gobierno de Cambiemos, el ministro del Interior Rogelio Frigerio acordó devolver a todas las provincias –no sólo a las tres alcanzadas por el fallo de la Corte Suprema: Santa Fe, San Luis y Córdoba– el 15% anual de coparticipación que retenía el gobierno anterior. Esto se realiza en 5 años, por lo que cada uno equivale a 12.000 millones de pesos. Otro rojo para la Ansés.

El gobierno propuso compensar lo que pierde la Ansés subiendo del 70% al 100% lo que recibe del impuesto al Cheque. Esto se contradice con un punto clave de la reforma tributaria, que elimina ese gravamen. Suponiendo que el gobierno haga valer la última desición y modifique ese punto, la Ansés recuperaría 51.000 millones.

De esta manera, Cepa advirtió que la Ansés perdería alrededor de 115.000 millones de pesos al año. “O lo cubren bajando las jubilaciones o se desfinancia la Ansés”, advirtió Strada.

El diario Ámbito Financiero informó que el gobierno ya pactó una reforma previsional con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la reunión que mantuvo el equipo del ministerio de Hacienda, encabezado por el ministro Nicolás Dujovne, y el enviado del organismo internacional Roberto Cardarelli en el CCK la semana pasada.

Clarín (medio afín al gobierno nacional) indicó que el Ejecutivo planea modificar la ley de movilidad. Así, en marzo las jubilaciones y las AUH aumentarán un 14% o 16%, y no un 24%, como se actualizarían con el modelo vigente. Esta es la forma en la que el Estado compensará parte del hueco que se generará en la Ansés, ahorrándose unos 110.000 mil millones de pesos.

“Cambiemos propone que los jubilados, de los cuales el 50% percibe cerca de 7.500 pesos al mes, beneficiarios de AUH y de asignaciones familiares financien las cuentas provinciales y las ganancias empresariales”, analizó Strada, licenciada en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

“El déficit no bajará”

En su conferencia de prensa post electoral, el presidente Macri puso el eje en bajar el déficit fiscal y la carga impositiva. Strada señaló que con esta reforma tributaria “el déficit permanecerá igual”.

“Baja los impuestos y el gasto público casi por igual. Si se bajan los impuestos, aumenta el déficit. Para compensarlo, bajan el gasto”, analizó. Y continuó: “La única posibilidad de bajar el déficit sin ajustar a los trabajadores y jubilados es aumentando los impuestos a los que más tienen, pero el gobierno debería pelearse con los poderosos y viene haciendo exactamente lo contrario”.

“Sacarle a los que menos tienen es la más fácil, incluso para los gobierno populares. Los trabajadores tienen menos poder de extorsión que los grandes grupos económicos”, concluyó la referente rosarina de Cepa.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente