Policiales

“Nos pueden hacer paro y piquetes, pero la decisión de cambio no tiene vuelta atrás”

  • image1

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, advirtió hoy que el sindicalismo le puede “hacer paros y piquetes” al Gobierno pero que “la decisión de cambio no tiene vuelta atrás”, al tiempo que pidió no tener “ingenuidad” y entender que “hay muchos actores de poder que están cuidando sus privilegios”.

“Nos pueden hacer paro, piquete y distintas cosas, pero la decisión del cambio que nació del corazón de los argentinos no tiene vuelta atrás. Vamos para adelante, con diálogo, poniendo los problemas, pero sobre todos las soluciones por delante”, sostuvo el ministro coordinador.

En diálogo con Radio Mitre, el funcionario nacional pidió “entender sin ingenuidad que acá hay muchos actores de poder que están cuidando sus privilegios, que no va a querer el cambio, que le ha ido muy bien con un país como el que fue hasta ahora”.

“Tenemos que discutir sobre la verdad. No podemos tirar cifras al voleo, porque sino son consignas políticos y eso empobrece el debate”, señaló el referente del PRO, quien recordó que el diálogo con la Confederación General del Trabajo (CGT) fue “muy productivo” durante los primeros 15 meses de gestión de Cambiemos.

Consultado sobre si el Gobierno le va a pedir a la central obrera que no haga el paro, Peña respondió: “No podemos plantear exigencias a la CGT. Ellos son grandes, son dirigentes que tienen clara su responsabilidad”.

“Le hemos dicho que sigamos trabajando en base al diálogo y que nunca se alejen por el bien de los trabajadores, que la especulación electoral no anticipe los tiempos. Ya va a haber tiempo para discutir en campaña con el peronismo, el kirchnerismo, el massismo y todos los subsectores que puedan tener su pata sindical”, manifestó, a la vez que agregó que “hay permanentemente diálogo” entre el Gobierno y los sectores sindicales.

En ese sentido, pidió “honestidad intelectual y valentía” para “sostener un camino de diálogo” y afirmó que “no es el espíritu de la mayoría de los dirigentes de la CGT lograr que el cambio fracase”.

“Pero no quiere decir que ese riesgo de que se contagie una lógica de tratar de frenar un proceso de cambio para conservar algunos privilegios no esté flotando sobre todo mientras esté el kirchnerismo actuando como actúa”, remarcó.

Finalmente, Peña planteó que  “hay un problema de representatividad empresaria” y resaltó que “hubo pocos empresarios que se plantaron ante el Gobierno anterior”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente