Política

“No está claro el plan económico para los próximos años”

  • image1
    "No sabemos cuál es la perspectiva del desarrollo industrial y cuál es la estrategia para las economías regionales", aseguró el mandatario provincial.

Invitado a un encuentro sobre economías regionales en el coqueto hotel Four Seasons de Capital Federal, que fue encabezado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se refirió al rumbo económico que lleva el país y al futuro.

“No está claro cuál es el plan económico para los próximos años, cuál es la perspectiva del desarrollo industrial y cuál es la estrategia para las economías regionales”, aseguró el mandatario provincial.

A la hora de hablar de la provincia en sí, Lifschitz dijo que es “optimista respecto de la recuperación de la economía”, pero que “debía ser moderado”. “Hoy en Santa Fe tenemos una economía asimétrica en su recuperación, con el sector industrial y el agro en un contexto, y la lechería y la caña de azúcar en otro”, dijo.

“El Estado tiene parte de responsabilidad en materia de competitividad por la falta de obras”, pero afirmó que “para cambiar la estructura impositiva se necesita un consenso, y que el Estado Nacional mejora el federalismo fiscal”.

“La cuestión tributaria no la puede resolver una provincia sola, se necesita de una mesa donde estemos todos y que nos permita bajar la carga tributaria, pero con una distribución equitativa de los recursos”, dijo.

Para Lifschitz, “hay que hacer cambios en Ingresos Brutos, pero eso debería remplazarse en una nueva matriz tributaria con una nueva reasignación de recursos”.

Además de Lifschitz y Frigerio, estuvieron los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, quienes coincidieron en la necesidad de mejorar la competitividad de las economías regionales con cambios impositivos y mejoras en infraestructura.

En el encuentro dedicado al futuro de las economías regionales, Frigerio destacó que una de las prioridades del gobierno desde el primer día fue “que el país alcance un desarrollo federal” y “para eso el desarrollo tiene que tener homogeneidad y eso precisa políticas públicas específicas”.

El funcionario destacó que el gobierno lleva a cabo “el plan de infraestructura más ambicioso de la historia argentina, con el que se busca cubrir el déficit histórico y dejar en el pasado la asociación que había entre obra pública y corrupción”.

Frigerio recordó que para el gobierno “las economías regionales tienen una importancia superlativa. No sólo fue al sector que primero apuntamos cuando eliminamos retenciones, sino que sabíamos que era uno de los que tenían más competitividad y, además, un gran impacto social”.

Sin embargo, el ministro recordó que hay sectores de las economías regionales que tienen problemas y que en parte eso es responsabilidad del Estado. “Muchas veces les pedimos que tengan una competitividad del siglo XXI, con una infraestructura del siglo XIX”, indicó.

Además, Frigerio se refirió a la cuestión tributaria “que muchas veces complica y saca competitividad”. “Estamos trabajando para presentar una reforma tributaria profunda que de alivio fiscal, y la vamos a trabajar de la mano de los gobernadores como venimos haciendo”, adelantó.

A su turno, Urtubey consideró que “uno de los temas centrales es ver cómo rompemos viejas dialécticas”. “Es una antigüedad inadmisible eso de economía central y las economías regionales, no tiene que ser así; lo primero es que empezamos a innovar en encontrar soluciones en lugares donde nunca buscamos”, dijo.

Respecto de los cambios tributarios, el mandatario dijo que deben “discutirse gradualmente y saber que no lo podemos resolver de la noche a la mañana, sino que es algo que va a tardar cinco o seis años”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente