Ciudad

Motos: el municipio avala cambios en ley nacional


Notice: Undefined index: thumbs in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/single.php on line 67
  • image1
    La iniciativa fue presentada entre las propuestas para combatir el delito cuando se discutió la emergencia en seguridad. Juan José García

El gobierno nacional oficializó el martes pasado –a través del decreto 171/2017– los cambios dispuestos en la Ley Nacional de Tránsito para tener un mayor control de identificación de los motociclistas y combatir a quienes delinquen y usan este medio de transporte. El 15 de junio empezará a regir y obligará a los motociclistas a llevar el número de la patente del rodado en el casco del conductor y del acompañante. En diálogo con El Ciudadano, el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago recordó que el gobierno local lo propuso en 2016 y adelantó que seguirá dando el debate hasta alcanzar el consenso necesario para convertirlo en una ordenanza. La medida viene importada de Medellín, Colombia. La pechera y el casco con el número de la patente surgieron años atrás para identificar a sicarios que se trasladaban en motos.

Quien te ha visto

La resolución del gobierno nacional establece la identificación de dominio del motovehículo con letras y números reflectantes, sin que coincida con el color de fondo del casco. Debe ser colocada en ambos laterales de la prenda protectora. El acompañante del conductor tendrá la obligación de utilizar un chaleco reflectante, con la identificación del dominio tanto en el frente como en el dorso. El color del fondo del chaleco será amarillo puro, amarillo arena o amarillo naranja y en medio de dos bandas blancas reflectantes horizontales llevará impreso en letras y números blancos reflectantes el número de dominio del vehículo. En caso de no usar chaleco reflectante, el acompañante deberá vestir prenda con bandas reflectantes o material combinado, además de llevar adherido o impreso en forma legible el dominio del vehículo que ocupa. También obliga a usar casco y chaleco en las estaciones de servicios.

De la ley a la ordenanza

Zignago especificó que en agosto de 2016, el Ejecutivo local lo propuso cuando se debatía la emergencia de seguridad en Rosario. “Sigue siendo una herramienta más para sumar a los controles. Es un instrumento jurídico que para ser aplicable en Rosario requiere que sea aceptado por una ordenanza local”, explicó Zignago y apuntó al debate que debe darse en la comunidad y en el Palacio Vasallo.

“Todos los días trabajamos en el Concejo Municipal. Es un tema sensible. Cada vez que tenga la oportunidad, el Ejecutivo lo va a presentar a debate para que adquiera el consenso necesario y convertirlo en una ordenanza vigente”.

Para el funcionario municipal la nueva normativa nacional no será un elemento que por sí mismo vaya a solucionar los problemas de seguridad. “La discusión suma y puede ser viable si llegamos a la conclusión de que se trata de privilegiar el bien común por sobre lo que puede ser un exceso en la identificación”, sostuvo el funcionario.

Cuando se lo consultó con respecto a la manifestación de cientos de motoqueros el miércoles pasado en el Monumento a la Bandera que rechazan la normativa, Zignago dijo: “No se trata de estigmatizar a ningún segmento ni sector social, sino que esta medida se asienta en una circunstancia irrefutable. El 60 por ciento de los arrebatos se realizan en motovehículos con más de dos pasajeros. Es el fundamento y sustento a la normativa”.

En los considerandos de la ley se estableció que “la masividad del uso de motovehículos a lo largo del territorio de la Nación, y más allá de la comodidad que proporciona este medio de locomoción, su accesible adquisición y su economicidad, ha facilitado de modo paralelo la concreción de hechos delictivos en la vía pública, altamente reprochables por la sociedad”.

“La implementación de estas medidas facilitará tanto a los afectados, como a los testigos, a las fuerzas de seguridad y a los operadores de las cámaras de videovigilancia, para poder identificar a los autores de los delitos. También posibilitará una mayor visualización por parte de terceros, a fin de disminuir la tasa de accidentes”, refirió la ley.

Motociclistas se sienten estigmatizados por la medida

Gustavo Tacconi trabaja haciendo cobranzas y se mueve en moto. Participó de la manifestación contra la ley. En diálogo con El Ciudadano, dijo: “Es una ridiculez. No es la solución. Yo trabajo todo el día en la calle con mi moto. Soy cobrador y si un delincuente me roba mi chaleco y mi casco el culpable soy yo. Entramos en un conflicto de responsabilidades”, opinó Gustavo Tacconi. «¿Cómo se va a tomar una resolución por un número que además puede ser copiado?»”.

El hombre explicó que desde hace mucho tiempo los motociclistas están estigmatizados y deberían cambiar las leyes.“No le podemos poner un número a la gente como en la época de Hitler con los judíos. No saben lo que están diciendo. Tendríamos que salir todos con un cartel en la espalda. La moto es la rama del más humilde que hoy en día la usa como medio de transporte porque no puede pagar un boleto de más de 10 pesos”, subrayó Gustavo.

“Hace falta otro tipo de medidas. Que hagan los controles como corresponde. Que paren a las motos y también controlen a sus conductores. Tiene que inspeccionar dónde están los desarmaderos, es decir, dónde van los cuadros de motos robadas. Esta medida nos perjudica a todos”, agregó y adelantó que realizarán otra protesta.

Federal

La medida de repudio de motociclistas se hizo sentir en otras ciudades del país como Buenos Aires, donde una multitud se concentró en el Obelisco y terminó en el Congreso, bajo la consigna: “Las personas no se patentan”. El grupo aseguró que “son los responsables de pagar los platos rotos de la gente que no hace lo que tiene que hacer”.


Notice: Trying to get property of non-object in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/functions.php on line 831

EDICIÓN IMPRESA

MÁS LEÍDAS

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente