Cine

Mano a mano con El Ciudadano: Dolores Fonzi habla de “La Cordillera”

  • image1
    Fonzi: “Mi personaje viene a decir lo que nadie dice en ese mundo de la política, y tiene un desenlace complicado”. Guillermo Buelga

En un jueves teñido por la amenaza de lluvia, el director de cine Santiago Mitre y la talentosa actriz Dolores Fonzi pasaron por la ciudad para encontrarse con la prensa y presentar oficialmente La Cordillera, nueva película de Mitre (El Estudiante, La Patota), que llegará a los cines locales el próximo jueves 17. La película está protagonizada por Ricardo Darín y la referida Dolores Fonzi, junto a Érica Rivas, la española Elena Anaya, el mexicano Daniel Giménez Cacho, Alfredo Castro, Gerardo Romano y Leonardo Franco, con la participación especial de Paulina García y el norteamericano Christian Slater.

La película llegará a los cines argentinos luego de su paso por el prestigioso Festival de Cannes en el mes de mayo, donde tuvo su estreno internacional en la sección oficial “Una cierta mirada”. Y la historia, escrita por el propio Mitre junto al también cineasta Mariano Llinás, se desarrolla durante una cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile, donde se definen las estrategias y alianzas geopolíticas de la región. Hernán Blanco (Darín), el presidente argentino, vive un drama político y familiar que le hará enfrentarse a sus propios demonios, y deberá tomar dos decisiones que podrían cambiar el curso de su vida en el orden público y privado: por un lado, una complicada situación emocional con su hija Marina (Fonzi). Y por otro, la decisión política más importante de su carrera.

La historia de La Cordillero fue escrita por el propio Mitre junto al también cineasta Mariano Llinás. En la foto, con la cronista de El Ciudadano. Foto: Guillermo Buelga.

“El desafío estuvo en alcanzar la emocionalidad compleja de esta hija rebelde y en carne viva; siento que es un personaje más joven que yo, entonces me tuve que convertir en alguien más frágil. Pero sobre todo, no soy la hija de un presidente, porque ser hija de un presidente debe ser terrible por todo lo que puedan decir de tu papá, lo bueno y lo malo, ese poder que heredás pero que no te corresponde, y todo eso me generó muchas preguntas”, dijo Fonzi a El Ciudadano. Y agregó: “Mi personaje viene a decir lo que nadie dice en ese mundo de la política, y tiene un desenlace complicado”.

En otro momento de la charla, la actriz y pareja del director habló de la actualidad del film. “Santiago (Mitre) tiene un talento especial para retratar la época sin pretender hacerlo ni denunciando nada. Es una gran película en términos artísticos, y cuanto a lo que habla la película, en el mundo real de la política, puede pasar lo que pasa en la ficción o algo mil veces peor. Más allá de lo que se dice y de la polémica que se generó, el personaje de Darín no es el presidente Macri; en todo caso es una mezcla de los líderes políticos del mundo. Pero toda la polémica le sirve a la película, aunque no sé si le sirve al presidente”.

Finalmente, Fonzi, actriz de vasto recorrido en el cine nacional, habló de la situación actual del cine argentino. “Lo cierto es que no se está filmando; no es paranoia de nosotros, los actores. Los proyectos se paran o se suspenden, todo el mundo está en problemas porque no hay trabajo para los involucrados en el sector. Hay que tener cuidado con el vaciamiento de la cultura porque nos vamos al tacho”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente