Ciudad

Maestros marchan y reclaman esclarecer muerte de la bibliotecaria en la comisaría 10


Notice: Undefined index: thumbs in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/single.php on line 67
  • image1

La familia y el gremio docente Amsafé reclamaron este miércoles que se investigue la posible responsabilidad policial en la muerte de la maestra de la escuela Gurruchaga que hace dos semanas acudió a la comisaría 10a de zona norte a realizar una denuncia por un asalto y poco después apareció sin vida y esposada dentro de una habitación de la seccional.

La víctima es María de los Angeles París (46), cuyo fallecimiento comenzó a ser investigado por la Policía Federal a raíz de las sospechas que pesan sobre los efectivos de la seccional, donde la familia la encontró sin vida. El sindicato de los maestros convocó para este jueves a las 18 a una marcha de antorchas para exigir el esclarecimiento del hecho: la movilización partirá del edificio de los Tribunales provinciales, en Carlos Pellegrini y Balcarce, hasta la Plaza San Martín. Para ello, el gremio recomendó a sus afiliados desobligar a los alumnos a las 16.30.

El abogado Sebastián Sansevich, representante de la familia París, explicó que la única certeza que hay es que el 4 de mayo la maestra “trabajó hasta las siete menos cuarto de la tarde, fue a hacer unas compras a un supermercado que queda a cuatro cuadras de su trabajo y se encontró con una compañera”.

“Se tomó un taxi alrededor de las veinte horas y el último lugar donde se supo de ella es la comisaria décima, donde muere y se la encuentra esposada y privada ilegítimamente de la libertad con golpes y escoriaciones”, sostuvo el letrado, perteneciente a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

El hecho de que haya aparecido muerta en esa seccional es un dato que llama la atención a la familia, ya que no se encuentra cerca ni de su trabajo ni de su casa, ubicada en el barrio Cero, en el noroeste de la ciudad.

Sansevich indicó que “a la familia la llaman por teléfono desde la seccional y les dicen que vayan, pero ahí no se la dejan ver nunca” y cuando se efectuó la autopsia, no le dieron la posibilidad de poner un médico de parte.

Según esa autopsia, la maestra no tiene lesiones en la zona del cuello, ni lesiones internas y murió por un paro cardiorrespiratorio, “posiblemente generado por la ingesta de alguna sustancia”, lo cual se confirmará en alrededor de 90 días, cuando esté listo el examen toxicológico.

Por su parte, Enrique Font, titular de la cátedra de Criminología de la Universidad Nacional de Rosario, sostuvo que “el ‘relato’ de la Policía, porque todavía no está corroborado, es de por sí grave porque marca un incumplimiento de lo que debería ser una actuación correcta”.

Al respecto, afirmó que la Policía dice que María de los Angeles llegó a la comisaría a hacer una denuncia, que entró en una crisis y que hay testigos -según el fiscal Luis Schiappa Pietra- de que salió de allí enojada diciendo que “se comportaban igual que los delincuentes”.

Según Font, luego de esa situación, “salieron a correrla varios policías varones, la tironean físicamente, la toman del cuello, del cabello y la ingresan por la fuerza a la comisaría, o sea se hace una detención ilegal”.

Esto fue visto por un grupo de personas que se encontraban en una casa velatoria ubicada frente a la seccional, quienes interpretaron que la maestra pudo salir gritando por el maltrato policial sufrido y los agentes la tomaron del cuello para llevarla nuevamente adentro.

“El relato oficial es que entre tres policías la reducen físicamente, le colocan esposas y la llevan a un cuarto que no tiene una silla, no tiene cámaras de seguridad y la dejan sola. Entran poco después, se dan cuenta que estaba muerta y ahí llaman al servicio de emergencias”, agregó el abogado.

Font señaló que sospechan que esto no es lo que realmente sucedió, pero aún si se tomara como cierto “la detuvieron ilegalmente y murió estando detenida”, por lo que habría que haber efectuado una autopsia bajo protocolos muy estrictos y no debería haber intervenido la Policía provincial.

“La crisis habrá que ver por qué se produjo, la muerte también, pero la privación ilegal de la libertad está clara y la obligación del Estado provincial y de la fiscalía es investigar de otra manera”, remarcó.

Acompañados por estos dos abogados y la Asociación de Magisterio de Santa Fe (Amsafe), la familia de París se presentó este miércoles como querellante en la causa y solicitó copia de todo lo actuado y poner peritos de parte para analizar la autopsia.

María de los Ángeles era docente de la escuela Francisco de Gurruchaga por la mañana, bibliotecaria en la Escuela Técnica 2 por la tarde y sus compañeras la recordaron como una maestra muy activa que siempre armaba proyectos de lectura para los alumnos.


Notice: Trying to get property of non-object in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/functions.php on line 831

EDICIÓN IMPRESA

MÁS LEÍDAS

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente