País

Acuerdo para potenciar Vaca Muerta: entran inversiones y salen beneficios laborales

  • image1

El presidente Mauricio Macri destacó que el acuerdo que lograron Nación, las provincias, los empresarios petroleros y gremios del sector para agilizar inversiones en el yacimiento Vaca Muerta implica el “comienzo de una etapa del desarrollo de nuestra energía no convencional”. No obstante, el pacto contiene un daño colateral para los trabajadores: incluye una tácita flexibilización laboral al contemplar menos operarios por dotación, no pago de las llamadas “horas taxi”, turnos nocturnos y eliminación de horas extras, entre otros puntos.

Vaca Muerta nunca se pudo desarrollar. Es algo de gran escala, cuyo desarrollo puede revertir un proceso que todavía cuesta entender por qué no sucedió”, enfatizó el jefe del Estado.

En un acto en Casa de Gobierno, Macri sostuvo que la Argentina “es un país de energía abundante, pero nos hemos transformado en un país con escasa energía, y cara”.

“Por eso ahora, se abre un espacio de confianza entre el gobierno nacional, los gobiernos nacionales, los trabajadores y las empresas para generar más energía”, resaltó.

El costado empresario

Macri aseguró que las petroleras se comprometieron a invertir 5 mil millones de dólares en un año en el yacimiento Vaca Muerta, a partir de un acuerdo que sellaron el gobierno, las empresas y los sindicatos.

Según el jefe del Estado, “las empresas, a partir de lo que han hecho los trabajadores –a quienes tenemos que felicitar– se han comprometido a un proceso virtuoso de inversiones: estamos hablando de 5 mil millones de dólares en un año, que tienen que duplicarse para los próximos años y sostenerse”.

“Hoy es un día que abre una etapa para el futuro de la energía de nuestro país. Necesitamos este acuerdo en todos los sectores”, remarcó el presidente. Y agregó en tono exultante que implica el “comienzo de una etapa del desarrollo de nuestra energía no convencional”.

Por su parte, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, impulsor del llamado “sinceramiento” de tarifas, aventuró: “Cuanto más energía tengamos, va a ser más barata. Y a eso queremos apuntar”. Y respecto de lo laboral, añadió que el acuerdo puede “multiplicar por diez el nivel de empleo” en el sector.

El empleo al que se refirió el ministro, no obstante, está atado a la pérdida de beneficios para los trabajadores. Y casi como reconociendo que es una prueba piloto en ese sentido, lanzó: “Este tipo de convenio se puede replicar en otros sectores de la economía“.

Menos para los trabajadores

El acuerdo entre el gobierno, gremios y petroleras para potenciar las inversiones y la  producción en el yacimiento Vaca Muerta incluye modificaciones en  el convenio laboral con recorte de beneficios para empleados y una  menor cantidad de operarios por pozo. El convenio incluirá a unos 1.200 trabajadores y el Sindicato  de Petróleo y Gas Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa insistió en que lo firmado no establece “flexibilización laboral”.

Los principales puntos del acuerdo son:

Redefinición de cantidad de operarios: las dotaciones serán  integradas por una menor cantidad de empleados, mientras las  empresas prometen la implementación de nueva tecnología para  facilitar tareas.

Eliminación de las denominadas “horas taxi”: el inicio de la  jornada laboral era considerado desde que el trabajador tomaba el  taxi para ir a su puesto laboral, lo cual ahora no será tomado en  cuenta para liquidar los sueldos.

Implementación del turno nocturno: se pondrán en marcha  actividades durante la noche con el uso de luz artificial y, de  ese modo, se podrán evitar “tiempos muertos”.

Jornada laboral de ocho horas: los operarios deberán cumplir  esa cantidad de tiempo trabajado en las tareas vinculadas con el  mantenimiento de los pozos del lunes a viernes. Al implementar esa  limitación, quedaría atrás el régimen que incluía fines de semana  y feriados, días en los cuales los trabajadores recibían paga  doble. A su vez, se eliminarán las horas extras.

Anulación de dos días seguidos de descanso: una vez puesto en  marcha el acuerdo anunciado este martes, los trabajadores deberán  trabajar un día y descansar otro, en vez de tener dos días  seguidos libres.

Reducción de las llamadas “horas viento”: a partir del  acuerdo, se tomará como referencia un límite de viento de 60 kilómetros por hora si el operario se encuentra en altura para  realizar sus tareas. En el caso de estar en la superficie, se deberá trabajar de manera habitual, sin tomar en cuenta ese  factor.

Operaciones coexistentes de diferentes empresas: tras la  firma del convenio, podrán trabajar más de dos compañías a la vez  en el mismo lugar.

 

EDICIÓN IMPRESA

MÁS LEÍDAS

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente