Conciertos

“La música debe ser de todos”

  • image1

La música de Gustavo Cerati marcó varias generaciones y, tras su deceso, la magia de su arte sigue traspasando las fronteras musicales, generando tributos e inspirando a otros artistas. El grupo Música para Volar viene abordando su obra en distintos formatos y se prepara para despedir una de sus apuestas más fuertes titulada Gustavo Cerati Sinfónico. Las dos últimas funciones de ese show tendrán lugar este viernes y el 18, a partir de las 21, en el teatro Auditorio Fundación Astengo (Mitre 754) y contarán con la participación del ensamble sinfónico dirigido por el maestro Fernando Ciraolo y el coro polifónico Consonante Rosario, a cargo del maestro Mario Arias. Las entradas están a la venta en la boletería del teatro.

Entre las particularidades de la despedida está el hecho de que ambas presentaciones quedarán registradas en un DVD. “Para poder recordar siempre esta experiencia increíble que nos ha tocado vivir”, contó Ciraolo a El Ciudadano.

El director manifestó sentirse satisfecho por el logro del show: “Que haya este tipo de combinaciones musicales acerca al público a nuevas músicas, abre la mente de la gente demostrándole que hay mucho más por escuchar, y eso es invalorable”, dijo.

Más de 50 músicos en escena y un recorrido que incluyó escenarios de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Mendoza y Chaco hacen de este show uno de los más vistos en homenaje a quien fuera la voz de Soda Stereo. El repertorio está compuesto por diversas composiciones de la amplia discografía de Gustavo Cerati, tanto al frente del inolvidable trío como en su carrera solista, con momentos musicales en los que el rock dialoga con la música electrónica, así como también arreglos de cámara y otros para orquesta.

“La verdad es que este show tuvo un éxito mayor al esperado porque cuando nos lo propusimos nunca pensamos en que íbamos a recorrer gran parte del país. Si bien yo no he podido estar en cada uno de estos shows de gira nacional, por compromisos propios con la orquesta, me da una gran alegría saber que la respuesta del público ha sido la mejor”, expresó Ciraolo.

El director, que por cinco años estuvo al frente de la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario, y ha recorrido y dirigido coros en los espacios más recónditos del mundo, adelantó que en los próximos meses habrá nuevos shows de Música Para Volar con el trabajo de Gustavo Cerati. “Pero con una renovación maravillosa y necesaria –aclaró–, para poder seguir disfrutando de la música de este artista cuyo éxito tuvo que ver mucho con la honestidad y sinceridad que él tenía para con su trabajo. Por eso, con un respeto enorme, ponemos mucha pasión en recordar sus canciones”.

Sobre la mixtura de ritmos y arreglos, Cirolo remarcó: “Hay una búsqueda de sonido muy intensa, y el carácter sinfónico le da un gran plus al show”. Asimismo, enfatizó: “El público se va con un gran momento grabado en su memoria, porque la música sinfónica abre la mente de la gente, y escuchar un tema ya conocido pero enriquecido con fórmulas clásicas acercan lo popular y lo mal llamado elitista al público en general, la música es muy variada y debe ser de todos”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente