Ciudad

La crisis europea retrasa la llegada del trole bielorruso

La llegada de un trole bielorruso a Rosario, que se sumaría a la flota de la línea K, sufrió una nueva dilación ya que, según explicaron desdela Secretaría de Servicios Públicos a El Ciudadano, la crisis que afecta al continente europeo ha provocado algunos cambios en las pautas contractuales con la empresa proveedora, lo que obliga a “rediscutir” algunos puntos de la operación comercial. Cabe recordar que la llegada del Belkommunmash –un vehículo de última generación en su clase– en un principio estuvo prevista para septiembre de este año, tal como se anunció públicamente en abril en el Palacio de los Leones. Luego, desdela Semturexplicaron que el arribo de la unidad sería para fines de este año, proyecto que finalmente no llega a concretarse para pasar a 2012 sin fecha aún estimada.

El secretario de Servicio Públicos, Pablo Seghezzo, comentó que la intención del municipio es seguir avanzando en la llegada del trole a la ciudad. “Lo que hizo que se frene la operación es el tema de la crisis que está afectando a toda Europa. Eso nos ha cambiado en el último tiempo algunas de las pautas contractuales que se venían manejando, por lo que tenemos que rever algunas cuestiones antes de continuar con la iniciativa”, destacó.

El funcionario explicó que hace pocos días mantuvo un encuentro especial con directivos dela Semturen el que se planteó la cuestión. “Allí se estuvo discutiendo la problemática, intercambiamos ideas y actualizamos la cuestión. Hay cosas que hay que revisar, cuestiones que han cambiado. Igualmente, insisto, el plan sigue en marcha. Lo que queremos es ver cómo están las cosas. No podemos determinar cuándo, pero el trole va a llegar a la ciudad”, añadió.

Cabe recordar que si la experiencia resulta satisfactoria con el modelo de prueba del trole que llegará desde Europa del Este, el municipio ya declaró públicamente que estudia comprar una cantidad aún no determinada de estos vehículos a través de créditos otorgados por organismos internacionales. Para más datos, cabe resaltar que los trolebuses bielorrusos pueden llevar hasta 170 pasajeros, 37 de ellos sentados; mide18 metrosde largo, tiene frenos antibloqueo, cuenta con un fuelle central que le permite circular en calles angostas y pesa 16.400 kilos. Además, a diferencia de las actuales unidades de la línea K, cuenta con la particularidad de que puede funcionar sin tendido eléctrico, merced a un generador propio que le posibilita andar por sectores donde no hay electricidad. Tiene, además, un moderno sistema de control de energía y genera menos contaminación que las unidades que circulan hoy en día.

Carriles y tarjeta inteligente

Por otra parte, en horas cercanas al mediodía de ayer, Seghezzo –también como nuevo presidente del Ente de Transporte de Rosario (ETR)– mantuvo una reunión con ediles integrantes dela Comisiónde Servicios Públicos del Palacio Vasallo donde se presentó al nuevo directorio del ente, que tiene a Osvaldo Miatello como vicepresidente, a Sebastián Bonet como director y a Mónica Alvarado como gerenta general. Allí, entre otras cosas, se pusieron al día sobre los avances de la tarjeta inteligente para el transporte urbano de pasajeros, las frecuencias de las distintas líneas de colectivos y la implementación de los carriles exclusivos en distintas zonas de la ciudad. “Lo que hicimos fue hacer un resumen de los temas más importantes en los que venimos trabajando”, remarcó el titular de Servicios Públicos.

Con respecto a los carriles exclusivos –sin duda uno de los temas más importantes para el municipio en el corto plazo–, el funcionario recordó que la idea es comenzar a implementarlos a partir de febrero “aunque aún no hay una fecha exacta definida”. “Acá son varias las cuestiones a resolver, son varios temas en paralelo. Hay que resolver el tema de aquellos que brindan sus servicios por la mano derecha, como el sistema de recolección de residuos, el clearing bancario, las paradas de taxis, las entradas y salidas de las escuelas y muchas otras cosas. La semana que viene vamos a comenzar con un amplio operativo de poda y escamonda de ramas en las calles que tendrán los carriles”, explicó.

“Todo esto será un gran trabajo de consenso social porque se va a generar un cambio en el paradigma de conducción de la ciudad y es para eso que estamos trabajando, para que las cosas sean más simples”, afirmó.

Sobre el nuevo estudio de costos del boleto, el secretario indicó que tiene que analizarlo con las nuevas autoridades del ETR aunque adelantó que no se han encontrado con “ninguna sorpresa”. “Los nuevos números muestran que el sistema continúa estable ya que no ha habido ninguna variación que indique la necesidad de alterar los costos del boleto. Por el momento no hay ninguna perspectiva de cambio en los valores y es lo mismo que hemos venido planteando en este último tiempo”, concluyó.

EDICIÓN IMPRESA

MÁS LEÍDAS

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente