Mundo

La capital del juego se tiñó de sangre: más de 50 muertos a manos de atacante solitario

  • image1

Más de 50 personas murieron este domingo en la capital del juego de Estados Unidos, Las Vegas, víctimas de las balas de un hombre que disparó a los asistentes a un festival de música. La Policía mató al agresor, pero aún no estaba claro este lunes las razones de su accionar.

El autor de la matanza, identificado como Stephen Paddock, disparó desde el piso 32 del hotel Mandala Bay, ubicado en la avenida central Strip, donde se celebraba la tercera y última noche de un festival de música country.

“Estamos calculando más de 50 muertos y 200 heridos a este punto”, dijo este lunes el sheriff Joseph Lombardo. El ataque ocurrió a las 22 hora local. Ningún grupo asumió la autoría del hecho, por lo que los investigadores manejan la hipótesis de un caso de “lobo solitario”, y descartan otros atacantes.

El cantante Jason Aldean, que logró escapar, estaba en el escenario cuando se escucharon las primeras ráfagas de disparos. A los pocos segundos, dejó de sonar la música, según un video divulgado en redes sociales.

En otras imágenes se puede oír a una mujer decir “abajo, mantenete abajo” justo después de que la música cesara y un clima de total confusión se apoderara del lugar. Unos 46 segundos después, se escuchan nuevos disparos.

“Tenemos dos policías que están en el hospital, uno en estado crítico, el otro con heridas menores”, dijo el jefe policial.

Antecedentes que volvieron a al memoria

En mayo, un atentado con bomba a la salida de un concierto de Ariana Grande en Mánchester, Reino Unido, dejó 22 muertos y 116 heridos.

El tiroteo de este domingo ocurrió siete meses después de otro que dejó un muerto y un herido en la misma calle Las Vegas Strip.

El ataque recuerda también el de un hombre que en junio del año pasado entró disparando a una discoteca gay en Orlando, matando a 49 personas e hiriendo a otras 50.

El sitio Gun Violence registra una estadística de 272 tiroteos masivos en lo que va de año, sin contar éste.

 

Confusión

“Estábamos viendo el concierto, pasándola bien, cuando escuchamos algo que sonaba como fuegos artificiales”, dijo al diario Las Vegas Sin, Joe Pitz.

“Imagino que era un arma automática porque de verdad que parecían fuegos artificiales hasta que comenzó la conmoción del lado de la tarima por el Mandalay Bay, llamaban a médicos y el músico Aldean dejaba la tarima”, contó.

Otra asistente, Monique Dekerf, dijo a la CNN que escuchó “lo que parecía vidrio rompiéndose”. “Vimos a los lados a ver qué estaba pasando y fue que escuchamos el pop, pop, pop. Pensamos que estábamos bien por un momento, porque no había más fuego y de repente comenzó de nuevo”, siguió.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente