Edición Impresa

Todos narcos: cayó el intendente de Itatí

  • image1
    Natividad Terán, alias Roger, fue detenido por Gendarmería en su casa.

El intendente de la ciudad correntina de Itatí, su vice, un comisario y otras 17 personas fueron detenidas este martes acusados de formar parte de una banda de narcotraficantes.

Se trata del jefe comunal Natividad “Roger” Terán (FpV), su vice Fabio Aquino (PRO-Cambiemos), y el jefe de la comisaría local, Carlos Ocampo Alvarenga, todos de la ciudad ubicada 70 kilómetros al norte de la capital provincial y fronteriza con el Paraguay, a través del río Paraná.

Fuentes judiciales confirmaron que el juez federal porteño Sergio Torres, a cargo del caso, tuvo la confirmación de que en varios operativos se detuvo a un total de 20 personas, mientras que seguían prófugas otras 17, y se secuestraron 70 autos.

Las detenciones ordenadas por Torres a Gendarmería se dieron en una megacausa por narcotráfico iniciada en 2013, tras la llegada a la Capital Federal de un cargamento de marihuana proveniente de Paraguay, vía Itatí.

La hija y el yerno del jefe comunal, así como el hermano del viceintendente, habían sido detenidos ya hace un mes, en otras causas por narcotráfico que investiga el juzgado Federal Nº 2 de Corrientes.

Torres lleva adelante una investigación en la Capital Federal, Córdoba y Corrientes, por comercialización de cocaína y marihuana provenientes de Paraguay.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, llegó a Itatí –junto con el gobernador Ricardo Colombi–, donde anunció que el presidente Mauricio Macri viajará mañana a Paraguay y unos de los “temas importantes” del diálogo con su par Horacio Cartes será el narcotráfico.

Torres libró 37 órdenes de detención que contemplan al intendente de Itatí y a su vice, al comisario, a efectivos de la Policía provincial y la sede local de Gendarmería, abogados, escribanos y otros ciudadanos acusados de narcotraficantes.

En 2013, las fuerzas de seguridad comenzaron a detectar los primeros cargamentos de marihuana que llegaban a la Villa 21-24 (conocida como Zavaleta) en la Capital Federal provenientes de la provincia de Corrientes, lo que derivó en una investigación judicial.

La Justicia avanzó con escuchas y demás pesquisas y detectó que había tres grupos que formaban parte de la misma gran organización narcotraficante, con la presunta participación activa en rol de coautores del intendente de Itatí y su vice.

La maniobra de la banda consistía en cruzar marihuana desde Paraguay en barcazas hasta Itatí, de la que está separada por unos 2 mil metros de islas y bañados, para luego transportarla y distribuirla en grandes centros urbanos de siete distritos diferentes como Capital Federal y Rosario.

Las fuerzas de seguridad realizaron ayer allanamientos simultáneos en la ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Corrientes para dar con los 37 acusados de integrar la banda.

Entente FpV-PRO

El intendente (FpV) y el viceintendente de Itatí (PRO) gobiernan el municipio desde 2013, como referentes de una alianza local. Hace un mes tuvieron el primer cimbronazo vinculado con el negocio de la droga proveniente de Paraguay: la hija del jefe comunal, Mariela Terán, de 27 años, quedó detenida junto con su pareja, Ricardo Piris, de 38.

Ambos permanecen privados de su libertad en Corrientes junto con Hernán Aquino, de 21 años, hermano del viceintendente, quien cayó algunos días más tarde infraganti, con media tonelada de cannabis, pero en el marco de otra causa que se investiga en la Justicia federal con asiento en la capital de esta provincia.

En esa oportunidad, el intendente había expresado a la prensa que su hija “es una víctima del flagelo de la droga” y que su yerno, Piris, la había involucrado en el caso, a la vez que dijo que se había puesto a disposición de la Justicia para que se lo investigara.

“Me acerqué a la Fiscalía federal de Corrientes, me puse a disposición y solicité que todos los empleados del municipio y del Concejo Deliberante sean investigados”, expresó Terán el 23 de febrero pasado en declaraciones a la prensa.

Es la primera vez que en Corrientes quedan detenidos un intendente y un viceintendente en causas vinculadas con narcotráfico; la localidad de Itatí, de sólo 6 mil habitantes, permanece en estado de conmoción, con gendarmes y prefectos que realizan continuos rastrillajes, teniendo en cuenta que es zona limítrofe con Paraguay y que la droga pasa en embarcaciones por el río Paraná.

El municipio quedó ahora acéfalo y no se descarta que puedan ser involucrados otros dirigentes políticos locales y que cumplen funciones en el Concejo Deliberante; este año, como en el resto de la provincia, habrá elecciones para renovar la intendencia y bancas de concejales.

En tanto, el comisario Ocampo Alvarenga también es el primer jefe de la Policía correntina que es detenido en una causa por drogas; lo apresó Gendarmería en la ruta nacional 12 esta mañana cuando se dirigía a cumplir funciones en la comisaría local de Itatí.

Colombi

Sin embargo, las sospechas de connivencia de la fuerza con el narcotráfico son constantes. De hecho pocas semanas atrás el gobernador Arturo Colombi protagonizó un recordado sainete en la ciudad de Goya tras la desarticulación de otra gavilla por parte de la Justicia federal de Reconquista, que decidió recurrir para los allanamientos a la Policía antinarcóticos santafesina y prescindió de la fuerza correntina y las federales. Tras el incidente, una fiscal santafesina pidió que se citara a declarar a Colombi por obstrucción de la justicia, ya que el gobernador irrumpió en medio de los operativos y ordenó a sus policías que detuvieran al jefe antinarcóticos de Santa Fe. Después de los operativos de ayer, el vicegobernador correntino, Gustavo Canteros, se expresó a favor de que la Justicia Federal “investigue hasta las últimas consecuencias” las causas de narcotráfico en la provincia.

Conexión Rosario: hermanos Sauceso y el clan Cantero

El operativo que mandó tras las rejas a Mariela Terán, hija del intendente, y a su esposo no pudo capturar a Luis “Gordo” Saucedo, líder de uno de los tres grupos que dominan el narcotráfico en Itatí y quien era empleado municipal. De hecho fue allanado el municipio en esa oportunidad. De acuerdo con el diario La Nación, tres de los vehículos incautados aquella vez en Itatí fueron adquiridos en Rosario, donde vivía –en barrio Cabín 9– un hermano del Gordo, Cirilo Saucedo, quien también se mantiene como fugitivo. Uno de ellos es un BMW cuyo boleto de compraventa estaba a nombre de un tal Elías Sánchez y que el propio Saucedo se presentó a recuperar luego de que fuera demorado por la Policía correntina en marzo de 2014. De acuerdo con el fallo por el cual el juez federal de Rosario Marcelo Bailaque procesó, en diciembre de 2015, a 23 personas, entre ellas el líder de los Monos Guille Cantero, en la causa conocida como Los Patrones, el mencionado Sánchez proveía de marihuana al clan rosarino a cambio de cocaína o vehículos. Sánchez –quien también enfrenta causas en la provincia donde está domiciliado y el norte del Gran Buenos Aires– fue detenido en noviembre pasado en Corrientes. Su apodo de Patrón dio nombre a este expediente federal que conecta a Itatí con Rosario. De hecho, el padre de Guille Cantero, Ariel, fue condenado en Corrientes hace 17 años por el transporte de 80 kilos de cannabis hacia el sur santafesino.

Del inodoro a la celda

Un hombre quedó detenido cuando intentaba arrojar por el inodoro la suma de 100 mil pesos en su vivienda de la capital de Corrientes, en el marco de la megacausa de Itatí. Gendarmería detuvo en un barrio céntrico a un hombre identificado como Gustavo Galloso, a quien además de incautarle el dinero le secuestraron seis celulares. Por el mismo caso, también fue allanada una celda de la Unidad Penitenciaria Federal (U7) de Resistencia, Chaco, donde permanece detenido Carlos Bareiro, a quien le secuestraron anotaciones referidas al tráfico de drogas.

EDICIÓN IMPRESA

MÁS LEÍDAS

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente