Edición Impresa

Investigan intento de robo con herido grave por bala policial

  • image1
    El muchacho de 20 años baleado por el policía estaba internado grave en el Heca.

Un joven de 20 años quedó internado en grave estado al recibir dos disparos anteayer por parte de un uniformado cuando, según la versión oficial, ingresó con un cómplice a una forrajera con intenciones de robo en inmediaciones de Chacabuco al 3100. Las primeras medidas arrojaron que no ocurrió un enfrentamiento sino una tentativa de robo: el herido escapó a la carrera mientras que en el lugar su cómplice de 23 años fue apresado por el efectivo, indicaron voceros policiales y judiciales.

Eran las 19.30 de anteayer cuando Hernán M., de 44 años, atendía su forrajera ubicada en las inmediaciones de Chacabuco y Gaboto, en la zona sur. El dueño estaba con un cliente, el inspector Ricardo D., de 39 años, quien estaba de civil por estar de franco, de acuerdo con la versión oficial. Según los voceros las primeras declaraciones de los testigos contaron que en ese momento entraron dos jóvenes, los amenazaron de muerte con arma de fuego y les exigieron que entregaran las billeteras. El policía se identificó, sacó su arma y la detonó en dos oportunidades. Uno de los jóvenes resultó herido y logró escapar a la carrera mientras que el otro fue reducido por el inspector, quien desempeña funciones en la Secretaría de Control del Ministerio de Seguridad. El detenido fue identificado como Alejandro R., de 23 años, indicaron las fuentes policiales y judiciales, quienes agregaron que, al cierre de esta edición, los primeros indicios daban cuenta de que no se produjo un enfrentamiento sino tiros y oficiales tras una tentativa de robo.

Los pesquisas agregaron que personal de la guardia del Hospital Roque Sáenz Peña informó el ingreso de Jonatan Emanuel C., de 20 años, con dos heridas de arma de fuego. En el centro de salud el muchacho contó que fue baleado al haber sido víctima de un robo. Por la complejidad del caso, el paciente fue trasladado a las 20.30 hasta el Heca, donde le diagnosticaron una herida de bala en abdomen y otra en espalda, describieron los investigadores.

A su vez, el último parte médico del Hospital de Emergencias informó que el muchacho continuaba grave y su estado era reservado en la sala de terapia intensiva donde contaba con custodia policial.

El caso quedó a cargo del fiscal de la Unidad Especial de Homicidios Dolosos Miguel Moreno, quien solicitó la intervención de la Policía de Investigaciones (PDI) y del personal de División Judiciales para la toma de testimonios y levantamiento de rastros. “Los primeros indicios dan cuenta que el hecho fue en principio en un intento de robo”, describieron voceros judiciales.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente