Edición Impresa

Hubo operativos por avioneta robada en Victoria: un detenido

  • image1
    Ayer la PDI realizó varios allanamientos.

Durante varios allanamientos que se llevaron a cabo ayer en Rosario y Alvear, en los que actuaron la Policía de Investigación de la provincia (PDI) y la de Inteligencia Criminal Estratégica de la Unidad Regional II (URII), se detuvo a un hombre de entre 45 y 50 años y además se incautaron numerosos elementos relacionados con el audaz robo de una avioneta en Victoria el 21 de febrero pasado. Entre los objetos se encoentraon 20 equipos de paracaidismo que quedaron bajo la guarda del aeroclub de Alvear, institución que actuó como depositaria judicial.

El golpe singular fue en el aeroclub de Victoria.

Pasadas las 13 de ayer, los efectivos requisaron exhaustivamente las viviendas ubicadas en Colón al 2400, Viamonte al 100, Necochea al 3200, avenida del Rosario al 500 y bulevar Seguí a 1000.

En tanto, en la localidad de Alvear allanaron un hangar específico del aeroclub de dicha localidad situado en ruta provincial 21, kilómetro 290, con el fin de constatar la existencia en el lugar de objetos que estuvieran relacionados con el robo en febrero pasado como son equipos de paracaidismo, computadoras portátiles, cámaras, aparatos de radiotransmisión, relojes y varios teléfonos celulares cuyas líneas tienen característica de Rosario y Victoria, respectivamente.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron a El Ciudadano que las actuaciones de las fuerzas de la URII “dieron los frutos esperados” ya que se detuvo a Carlos C., con domicilio en Rosario y sobre quien pesa la sospecha de la Justicia de que esté vinculado con el robo a la aeronave en Victoria. Las mismas fuentes remarcaron que se secuestraron elementos que serían piezas claves para el esclarecimiento del robo de la avioneta. Además, aclararon que durante los allanamientos se encontraron con numerosos artículos especialmente relacionados con la aeronáutica y el paracaidismo, pero solamente quedaron incautados los de las marcas que estaban especificadas en el oficio judicial.

Cabe destacar que la Policía trabajó en lo establecido en un exhorto proveniente de la Justicia entrerriana, el cual libró en Rosario el juez de primera instancia en lo Penal Hernán Postma. En este sentido, los pesquisas destacaron la labor que llevó a cabo PDI y el área de Inteligencia Criminal Estratégica de la URII, a pedido de la Justicia de Victoria.

“Con total eficiencia, discreción y operatividad quedó demostrado que se puede hacer un buen trabajo de de inteligencia de manera conjunta entre distintas provincias”, agregaron a este medio.

De Victoria al Iberá

Tal como publicó El Ciudadano el 22 de febrero pasado, un grupo integrado por cinco hombres armados –aunque algunos portales entrerrianos hablaban de solo dos asaltantes– asaltó el aeroclub de la ciudad enterriana de Victoria y se alzó con una avioneta Cessna 182 luego de que se hicieron pasar como personas que estaban interesadas en contratar instructores de paracaidismo. Los delincuentes también se llevaron seis equipos de paracaídas.

Durante el osado asalto al aeroclub, un jardinero que trabaja en la institución fue tomado como rehén y maniatado con precintos en el interior de las oficinas y el mismo destino corrió el titular de la avioneta. Los delincuentes arribaron al establecimiento cerca de las 9, entablaron diálogo con los instructores de vuelo y en un momento sacaron armas de fuego y comenzó la carrera delictiva.

“Estaba sentado en mi auto enviándole un mensaje a mi jefe. Entonces apareció un muchacho de unos 25 años, me apuntó con una pistola y dijo que me quedara tranquilo. Me metió a la oficina del aero y me maniató pies y manos, después apareció otro de las mismas características y dijo que colaborara, que no me iba a pasar nada. Y eso fue lo que hice”, relató el trabajador tras el atraco en febrero pasado al portal de Victoria Será Noticia. Siempre según el relato del jardinero, los maleantes actuaron a cara descubierta, “cargaron todos los equipos de paracaidismo, entre ellos había un piloto, encendieron el motor de la avioneta” y se fueron volando.

Cayó en Corrientes

A principios de este mes, el ministro de Seguridad de Corrientes, Horacio Ortega, confirmó que una avioneta cayó en los esteros del Iberá y que el hecho era investigado por las fuerzas federales. En aquella ocasión, el funcionario no dio mayores detalles sobre el hallazgo pero se comprometió a que los policías de la provincia de Corrientes colaborarían con Prefectura Naval Argentina y la Policía Aeroportuaria que eran las áreas que se ocupaban del caso.

Más tarde, fue confirmado oficialmente que se trataba, nada menos, que de la avioneta robada durante el asalto ocurrido en el aeroclub de la ciudad entrerriana de Victoria el 21 de febrero pasado, y todas las sospechas apuntaban “a un móvil narco”. En ese momento, fueron demorados tres hombres de nacionalidad paraguaya “por estar rondando sin rumbo por los esteros”.

Buscados y unidos por el arriesgado salto tándem

El exhorto librado por la Justicia entrerriana que ordenó los allanamientos llevados a cabo ayer en Rosario y Alvear, los cuales fueron a su vez autorizados por el juez rosarino Hernán Postma, no sólo establecía las requisas de los domicilios y el secuestro de los elementos detallados en el oficio, sino también la detención de los titulares de las viviendas apuntadas quienes serían personas ligadas al ambiente del paracaidismo.

Entre los hombres con pedido de captura, según detallaron los investigadores, se encontraban instructores y coordinadores de salto tándem, una práctica en boga que consiste en acompañar a un principiante a arrojarse al vacío desde una aeronave, unidos por arneses. Carlos C., detenido ayer, estaría relacionado con el ámbito del paracaidismo.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente