Ciudad

Hubo acuerdo por Mefro Wheels y la fábrica volverá a producir

  • image1
    Funcionarios, trabajadores, empresarios y gremialistas, todos juntos buscaron la solución para Mefro Wheels. juan josé garcía

Las partes involucradas en el conflicto por el cese de la firma Mefro Wheels cerraron un acuerdo y confirmaron ayer que la fábrica de llantas de la zona sur de Rosario reabrirá sus puertas. La empresa volverá a producir de a poco incorporando de forma paulatina a unos 100 trabajadores, a quienes se les reconocerá la antigüedad y los salarios del convenio colectivo de trabajo de la Unión Obrera Metalúrgica. En tanto, otros 28 obreros (la compañía llego a tener casi 170, pero una parte decidió desvincularse tras el cierre) quedarán a la “espera” de que la producción se afiance para ser reincorporados.

El acuerdo se presentó ayer por la tarde en la sede de la UOM con la presencia del gobernador Miguel Lifschitz, funcionarios y legisladores nacionales, provinciales y locales, los nuevos propietarios, las autoridades del gremio y varios trabajadores, quienes no ocultaron su satisfacción.

Los trazos gruesos del arreglo sellado ayer comenzaron a gestarse horas atrás cuando los flamantes dueños, la empresa Cirubón, una autopartista de la familia Ciccarelli, de Villa Gobernador Gálvez, aceptaron reconocerles la antigüedad en los salarios, a los trabajadores. Además, los empleados podrían acceder a su indemnización, de la cual se harían cargo los titulares anteriores de Mefro Wheels. Ambos puntos eran parte central del reclamo de la UOM.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, quien participó del anuncio, señaló que el “principio de acuerdo” se dio después de varias gestiones que impulsó el gobierno provincial, lo que incluyó un viaje de Lifschitz a Londres para reunirse con los viejos propietarios, de origen alemán. El propio gobernador recordó ayer aquel episodio.

En tanto, este jueves se confirmó que Cirubon no adquirirá la planta en lo inmediato; tiene previsto alquilarla por “varios años”, con opción a compra.

El abogado de la UOM, Pablo Cerra, explicó que la producción comenzará en tres meses con la incorporación de forma paulatina de 100 trabajadores. El objetivo es sumar a los 28 restantes a medida que aumente la fabricación y se recupere el mercado perdido, algo que se buscará ampliar.

Por su parte, el gobierno nacional y el santafesino aportarán a lo largo de estos meses en conjunto una suma compensatoria de 91 mil pesos para cada trabajador. Contigiani precisó que, de ese total, la provincia entregará 25 mil pesos. En tanto, los obreros tendrán la posibilidad de insistir con el reclamo de su indemnización por el concurso de acreedores en que ingresarán los anteriores propietarios.

El funcionario provincial insistió en que Mefro Wheels llegó a su ruinosa situación por “una política que permitió la apertura de importaciones y donde los grupos empresariales se sienten con mayor capacidad de maniobra y toma de decisiones frente a la política”.

Contigiani manifestó que para hacer frente a la importación de llantas desde diversas partes del mundo se buscará establecer un cupo con autopartistas y automotrices que le garantice a Mefro Wheels “mantener una cantidad de producción”.

Finalmente, el funcionario llamó a “reconocer y valorar la actitud que han tenido los trabajadores”.

“Emocionaba ver la respuesta, los análisis. Toda esta lucha de Mefro Wheels fue producto de su lucha, canalizada y conducida por la Unión Obrera Metalúrgica, que actuó a la altura de las circunstancias”, expresó.

“Los trabajadores han pasado las fiestas de Fin de Año, enero, las vacaciones, las Pascuas sin un mango en el bolsillo y con una incertidumbre muy grande. Mantuvieron la unidad, la lucha, la solidaridad, y todo lo que se consiguió fue producto de esa lucha y una causa que es justa”, agregó.

En tanto, Lifschitz destacó el rol de la UOM a lo largo de todo el conflicto y dijo que con la reapertura también se le da desarrollo a las pequeñas y medianas industrias santafesinas. “En este proceso se dijo que hubo interesados en comprar la empresa de todas partes del mundo. Sin embargo, la solución la teníamos acá cerca, en Villa Gobernador Gálvez”, señaló.

Tras eso, recordó que durante estos meses se dieron varios conflictos laborales en la provincia. “De todos ellos, el de Mefro Wheels fue, por su magnitud, el más importante. Y ha sido un símbolo de la pelea que están dando los trabajadores para no perder su empleo”, agregó.

En tanto, José Nuñez, diputado nacional santafesino de Cambiemos, también mostró su satisfacción por el acuerdo. El legislador aclaró a su turno –ante una de las consultas de prensa- que las importaciones de llantas no se van a limitar, aunque si se “monitorearán” con el fin de que no afecten la producción de Cirubon.

 

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente