Policiales

Gobernadas por la codicia: fiscal pidió perpetua para acusadas de asesinar a gastronómico

  • image1
    El fiscal solicitó se sentencie a Alicia Fernández y a su hija, Virginia Carolina Seguer a la pena máxima del Código Penal. Juan José García

El fiscal de Homicidios Miguel Moreno pidió que se condene a prisión perpetua a una mujer y su hija por el crimen de Diego Sarjanovic, el empresario gastronómico asesinado de 64 puñaladas en 2015. El funcionario sostuvo que ambas lo mataron porque fueron “gobernadas por la codicia”, ya que no le podían devolver un dinero que les había prestado.

En la jornada de alegatos del juicio oral, el fiscal solicitó se sentencie a Alicia Fernández (60) y a su hija, Virginia Carolina Seguer (40) a la pena máxima del Código Penal como coautoras de “homicidio doblemente agravado por ensañamiento y codicia”.

Para el fiscal, ambas –que eran socias en una fábrica de ropa femenina– le debían dinero al empresario y cuando no pudieron devolvérselo, decidieron “sacarlo del medio”.

Para sustentar su pedido, el fiscal alegó que “ambas fueron gobernadas por la codicia porque se endeudaron en un emprendimiento comercial que sólo podía ser exitoso en la imaginación de ellas”.

El empresario y Seguer se conocieron de la empresa MC Caterign, donde la mujer trabajó hasta que se independizó y emprendió un negocio de indumentaria para el que Sarjanovic le prestó una suma de dinero que nunca se pudo establecer cuánto era.

Según la teoría del fiscal, Seguer fue quien asesinó al empresario, inmovilizándolo primero con un golpe que le propinó en la cabeza con un elemento contundente y luego le asestó 64 puñaladas.

Moreno consideró que Fernández dejó que Sarjanovich (44) se muriera sin hacer nada para revertir el sufrimiento de éste, que agonizó durante unas 12 horas, y que también ayudó a su hija a limpiar la escena del crimen.

Por su parte, el abogado Jorge García Cupé, defensor de Seguer, aseguró que ésta mantenía una relación íntima y comercial con el empresario, quien prestaba dinero que no era de él sino de la firma de donde era gerente, MC Catering.

En esa línea, cuestionó los agravantes de “ensañamiento y codicia” alegados por el fiscal al sostener que su defendida “no ganaba nada matando a Sarjanovic”, sino que “por el contrario, perdía a un hombre que la asistía económicamente”.

Añadió que ese día ambos se encontraron en el departamento como era habitual, que tuvieron una fuerte discusión por las deudas que el empresario mantenía y que fue Sarjanovic quien agredió físicamente a Seguer y que ésta actuó en defensa propia en medio de una crisis emocional que no puedo controlar.

En tanto, la defensa de Fernández, a cargo del abogado Nelson Flores, pidió su absolución por entender que a lo largo del juicio, que comenzó a desarrollarse el 27 de septiembre y en el que declararon 20 testigos propuestos por las partes, “no pudo probarse que la mujer haya estado en el lugar cuando ocurrió el crimen”.

“Alicia Fernández estaba trabajando cuando recibió una llamada de su hija y concurrió al lugar por pedido y decidió acompañarla luego como lo haría cualquier madre ante la gravedad del hecho”, sostuvo Flores.

Al pedir la absolución de Fernández, el defensor insistió en que “si no hay pruebas, no puede haber condena”.

El hecho ocurrió el viernes 4 de septiembre de 2015, cuando Sarjanovic se encontró con Seguer en el departamento que la mujer alquilaba, ubicado en la calle Moreno 511, en pleno centro de Rosario.

Ese lugar estaba alquilado a nombre de Fernández, pero el empresario y Seguer lo utilizaban para sus encuentros amorosos.

El cuerpo apuñalado del empresario fue hallado por la Policía el domingo 5, luego de que una hermana de Seguer –Florencia– entregara a las autoridades un e-mail escrito por Virginia en donde se adjudicaba el crimen y aclaraba que su madre no tenía responsabilidades: “Lo hice sola”, escribió.

A esto se sumó que el gerente les había avisado a sus conocidos y compañeros de trabajo que iba a encontrarse con la mujer porque ella le devolvería el dinero adeudado.

El lunes 6, ambas fueron apresadas por la Policía de la provincia de Córdoba, cuando intentaban escapar a bordo del auto de Seguer.

El tribunal, integrado por los jueces Patricia Bilotta, Delia Paleari y Gustavo Pérez Urrechu, citaron a las partes para el martes 24 de octubre a la última audiencia, donde darán a conocer el veredicto.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente