Edición Impresa

Gachy Roldán: “Esta es una época donde la risa es muy necesaria”

  • image1
    La actriz repasa los entretelones que la llevaron a alcanzar el momento de gran plenitud que vive por estos días.

“Siempre pensé que el humor que generaba, se debía a que soy gordita, pero me di cuenta, con mucha ayuda profesional, de que soy una actriz, y lo que puedo generar en el público es por eso, no por mi peso”. Así resume, en parte, el gran momento personal y profesional que atraviesa desde hace algún tiempo la actriz y humorista Gachy Roldán, que por estos días se encuentra despidiendo su unipersonal Solita mi alma, para el que le tuvieron que achicar “todo el vestuario” por haber bajado 30 kilos. En diálogo con El Ciudadano, Gachy expresó que está en desacuerdo con las cirugías estéticas. “Hay que llevar el tiempo y la edad con actitud y punto”, dijo con el singular humor que la caracteriza.

El unipersonal Solita mi alma ofrecerá este y el próximo sábado sus últimas funciones, a partir de las 21, en la Sala Appur (Córdoba 2971)

Frontal, alegre, “una mujer real”, como se define, sube a escena cada sábado para hacer reír a su público. De este modo, Gachy presenta la nueva temporada de su show y a la vez demuestra que todo esfuerzo da sus frutos. Desde hace dos años y medio, emprendió un tratamiento para bajar de peso, y hoy se muestra orgullosa y feliz, a sus 56 años. “Convengamos que la obesidad es una enfermedad, pero si bien yo nunca me sentí enferma, puedo decir que comencé a cuidarme a tiempo. Tengo 56 y con el peso que tenía, podía llegar a tener cualquier otra complicación. Hoy me siento bien, pero no por lo estético sino porque me veo bien y me siento saludable”, resumió.

Si bien este recorrido “no fue fácil”, en su segunda y última temporada de Solita mi alma, donde compone una serie de personajes bajo la dirección de Manuel Cansino, el público se sorprendió gratamente al verla más delgada. “Tuve que achicar todo el vestuario y mis gorditas fans me preguntaron cómo hice. Me da gusto poder decirles que se puede. Hay que ponerle garra, pero se puede estar bien”, repasó.

“Empecé hace dos años atrás. Fui bajando, aumenté, bajé otro poquito y después volví a subir diez kilos, pero hace tiempo que me mantengo en este peso y hoy cuento con 30 kilos menos. Con tanto esfuerzo, ahora me cuido bastante. Por ejemplo: hace un año que no como harinas”, detalló.

La actriz recibió la atención de nutricionistas, psicólogos y el apoyo de la familia y amigos en una decisión que giró su manera de pensar en la comida: “Lo mío es genético, en mi familia somos todos gorditos, pero sé que eso no es excusa, y cambié mi pensamiento sobre la comida, incluso en los eventos sociales. Voy inventando, la comida se corrió del protagonismo que antes tenía para mí”.

Por otra parte, la actriz confesó haber temido que esta pérdida de peso afecte su profesión: “Siempre creí que si adelgazaba perdía mi gracia, que mi humor se debía a ser gordita, pero quienes me ayudaron a bajar de peso me hicieron dar cuenta de que en realidad soy actriz, y todo lo que tengo es por mi profesión, no por mi peso o mi cuerpo”.

Humor después del humor

Gachy se caracteriza por estar siempre con una sonrisa en su cara y desde hace años sube a los escenarios locales para hacer reír. En varias ocasiones, participó de espectáculos junto a su marido, Roberto “Negro” Moyano, pero en esta oportunidad relata historias en solitario, a partir de cuatro personajes femeninos.

“En esta segunda temporada tenemos nuevas historias, incuso algunas que me contó la gente a la salida del teatro, que me parecieron imperdibles y con Manuel (Cansino, su director), decidimos incorporarlas”, expresó.

A su vez, destacó: “La gente viene y se ríe mucho, en una época donde la risa es muy necesaria. Estas épocas, lamentablemente, son muy buenas para los humoristas, y digo que lo lamento porque yo también vivo en este país y tengo que remarla, sobre todo desde la boletería. Esto es un emprendimiento como cualquier otro: la gente se tiene que enterar, los precios deben ser populares, incluso eso suele ser una ventaja con respecto a los espectáculos que vienen de Buenos Aires a hacer también un unipersonal”.

 Lo que viene

El unipersonal Solita mi alma saldrá de gira por el interior de la provincia, pero en noviembre, la actriz, junto a Manuel Cansino y equipo, comenzará los ensayos para una nueva comedia. “Vamos a hacer temporada en la Mateo Booz desde el verano, va a estar muy bueno y estoy segura que la gente va a responder de la mejor manera, porque saben que Manuel es un gran productor y todo lo que crea es de calidad”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente