El Hincha

“Fuimos hermanos dentro de la cancha y logramos una gran victoria”

  • image1
    “Esperemos que sea un buen semestre. Trabajo día a día para mejorar. Siento que voy por buen camino”, señaló Martínez. Leonardo Rea

Desde que llegó a Central a mediados del año pasado, a Mauricio Martínez le costó hacer pie en el primer equipo. Con Damián Musto afianzado como titular en la función de volante central, a ‘Caramelo’ se le dificultó ganar minutos dentro del once inicial en su posición. De todos modos, nunca bajó los brazos. Y, tras la salida de Musto, el ex Unión fue conquistando a Paolo Montero con sus actuaciones.

Primero como zaguero, ahora en la función de mediocampista, Martínez viene mostrando en esta temporada su mejor rendimiento en Central. Y en el partido copero ante Boca, a su buen presente le agregó el gol con el que los canallas avanzaron a los cuartos de final de la competencia.

“Esperemos sea un buen semestre para mí y para el plantel porque lo necesitamos, yo trabajo día a día para mejorar y siento que voy por buen camino”, señaló Martínez, en el inicio de la charla con El Hincha.

—¿Qué cambió del mal partido que hicieron con Banfield a este con Boca?

—Creo que con Banfield fue un partido atípico. Llegaron tres veces y nos hicieron cuatro goles. Pero lo importante es que supimos dar vuelta la página rápidamente y nos mentalizamos en Boca. Creo que el esfuerzo que hicimos fue muy grande. Jugamos como hermanos adentro de la cancha y logramos un merecidísimo pase a cuartos de final contra uno de los mejores equipos de nuestro fútbol.

—Dio la sensación de que tácticamente les jugaron muy bien a Boca.

—Sí, tal cual. Por ahí nosotros conseguimos lo más difícil, que era abrir el marcador. Pero después supimos mantener esa ventaja y lo hicimos ante un gran rival que venía con la vara muy alta. Esperemos que mañana, cuando prendamos la tele, estén hablando de Central y no de Boca.

—Ganó Central, pero también fue noticia que perdió Boca.

—Sí, es cierto. Pero espero que hablen de nosotros por la actitud con la que se jugó el partido, hicimos un gran planteo táctico. Estuvimos muy concentrados en la marca y me parece que ninguno de los dos conseguimos imponer algo en el juego. Pero conseguimos el gol en una pelota parada y lo supimos aprovechar.

—Eso de que costara generar juego, ¿los benefició a ustedes?

—Seguro. Nosotros lo que queríamos era hacer un gran partido desde el esfuerzo y sabiendo de las virtudes del rival. En lo futbolístico no se pudo, pero en lo táctico marcamos la diferencia. Nos mentalizamos en que este partido se ganaba por detalles y lo ganamos por detalles.

—¿Qué les dijo Montero después del partido?

—Montero nos agradeció a todos por el esfuerzo que hicimos porque veníamos de recibir un golpe muy duro. Ahora hay que disfrutar este momento, descansar, y pensar en San Martin de San Juan.

—Más allá de que perdió las últimas tres finales, ¿sentís qué Central es otro equipo en esta Copa?

—Obviamente que tiene mística. Hay que olvidarse de las tres finales y pensar solamente en lo que tenemos por delante, que hoy es San Martín de San Juan. Vamos paso a paso. Hicimos un gran esfuerzo y tenemos que seguir igual, confiando en lo nuestro.

—Costó bastante, pero al fin lograste ser el volante central del equipo.

—Yo laburo día a día para que las cosas me vayan bien. Antes tenía a un gran referente en la posición como Damián (Musto), un crack al que miraba mucho. Ahora estoy yo y me estoy amoldando al equipo y a lo que me pide Paolo. Siento que voy por un buen camino.

 

“Boca me sienta bien”

 

“Parece que jugar contra Boca me sienta bien”, dijo Martínez con una enorme sonrisa. Y la frase tiene motivos concretos para respaldarla. Es que el gol que anotó el miércoles en Mendoza es el segundo del santafesino a los Xeneizes.

El primero fue con la camiseta de Unión en La Bombonera. Eso sucedió hace más de dos años, un 2 de agosto de 2015, por la fecha 19 del torneo de primera, cuando el Tatengue venció a Boca 4 a 3. Y Mauricio marcó el 2-1 parcial a los 36 del primer tiempo.

El segundo fue el miércoles en el Malvinas Argentinas, con la casaca auriazul y a Central le sirvió para imponerse 1-0 sobre los de La Ribera y avanzar a los cuartos de final de la Copa Argentina.

“El que les hice con Unión fue mi primer gol en primera y por eso lo voy a recordar siempre; pero este por la Copa fue muy importante porque necesitábamos una victoria como la que conseguimos y además significó el gol del triunfo”, explicó Martínez, feliz por su presente.

—Marco Ruben nunca pudo hacerle un gol a Boca y vos ya marcaste dos. ¿Pensaste en eso?

—(Se ríe) Son cosas que se dan en el fútbol. Marco es un gran goleador y esta vez me tocó hacerlo a mí.

—¿Fue una jugada preparada para que aparezcas sólo por el segundo palo?

—La jugada es preparada para que el lanzador tenga varias opciones. Pero no hubo cortinas, Boca marcó mal y quedé sólo para convertir.

—¿Hubo algún familiar que quedó enojado con este gol tuyo y la eliminación de Boca?

—(Vuelve a sonreír) No, ninguno. Están todos muy contentos, todos.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente