Policiales

Familiares del chico asesinado por un policía el año nuevo de 2016 protestaron frente a tribunales

  • image1

Familiares de Brandon Cardozo, el joven muerto por un disparo cuando festejaba en la calle la llegada del año 2016, reclamaron este jueves frente a tribunales que no le concedan la prisión domiciliaria al policía acusado del crimen. Sin cortar la calle, con carteles que desplegaban ante los automovilistas cuando el semáforo daba el rojo, expresaron su enojo mientras en el edificio de Oroño y Pellegrini se desarrollaba una audiencia por el caso de la que participaban los padres del adolescente asesinado.

Brandon tenía 16 años, y uno de sus sueños era jugar al fútbol en la primera de Newell’s. Salía muy poco de noche. Una excepción fue la madrugada del 1º de enero de 2016, cuando pidió permiso a sus padres para celebrar el cambio de año. Junto a un primo había concurrido a un festejo convocado por redes sociales frente al club Tiro Suizo. Como intervino la Policía para dispersarlo, los dos chicos se acercaron a la celebración callejera de Centenario y Entre Ríos. Allí estaba el suboficial Emiliano Martín G., quien trabaja en la Brigada Motorizada de la Unidad Regional II. No estaba de servicio. Fue también a festejar, pero con su arma reglamentaria. El testimonio de otro policía lo complicó: relató que comenzó a disparar en todas direcciones. Y una de las balas hirió de muerte a Brandon, que estaba en el otro extremo de la fiesta, de espaldas al tirador.

Marta es la tía de Brandon y este jueves fue una de las que se movilizó frente a Tribunales:  “Empezó a disparar, apuntando a la gente, y le pegó a Brandon en el mentón”, dijo la mujer sobre el asesinato de su sobrino y en referencia al policía imputado como su victimario. El enojo de familiares y allegados es por la posibilidad de que a Emiliano Martín G. le concedan la prisión domiciliaria mientras se desarrolla la etapa de instrucción de la causa. Laudiencia de este jueves había sido solicitada precisamente por Emiliano Martín G. para pedir el beneficio de prisión domiciliaria.

A los familiares de Brandon les dijeron fuentes judiciales que la causa podría elevarse a juicio en un mes. “No puede ser que tenga el beneficio de la prisión domiciliaria”, repetía Marta, la tía del adolescente asesinado hace un año y nueve meses.

Una mortal bala policial

 

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente