Mundo

Estado Islámico se atribuyó atentado terrorista en Barcelona; hay dos detenidos

  • image1
    El ataque terrorista dejó este jueves al menos 13 muertos y 80 heridos en Barcelona. david ramos | getty images

El sospechoso Driss Oukabir, ahora detenido.

La policía de Cataluña, los Mossos dEsquadra, anunciaron haber detenido a dos sospechosos de haber perpetrado el ataque terrorista que dejó este jueves al menos 13 muertos y 80 heridos en Barcelona. Y añadieron que “no hay nadie atrincherado en ningún bar del centro de Barcelona”, contradiciendo las informaciones que habían proporcionado fuentes policiales previamente. Un portavoz del sindicato de la policía SUP identificó al primer detenido como Driss Oukabir, quien habría alquilado la camioneta que arrolló a las víctimas.

En tanto, un segundo sospechoso relacionado con el ataque fue detenido, pero murió durante un operativo de captura, previo atropellar a dos policías.

Driss Oukabir es un ciudadano marroquí, nacido en la localidad de Aghbala, y residente legal en España. Oukabir estaba fichado por la policía y pasó un tiempo en la cárcel de Figueres, de donde había salido en 2012. Según fuentes policiales –citadas por el diario El País– residía en el municipio de Ripoll y había alquilado la furgoneta del atropello en Santa Perpètua.

La milicia radical Estado Islámico se atribuyó la autoría del atentado terrorista a través de un comunicado citado por la agencia de noticias Amaq, muy cercana al grupo armado y reproducido por Site, un reconocido portal de internet que releva información sobre organizaciones extremistas. Los comunicados del Estado Islámico no son confiables, y no necesariamente indican una conexión directa entre los atacantes y el grupo terrorista.

Los vehículos fueron utilizados en varias ocasiones en el último tiempo para perpetrar ataques contra la población civil, como ocurrió en las Ramblas de Barcelona, donde una furgoneta atropelló a los transeúntes que circulaban por el lugar.

Los automóviles, camiones o camionetas suelen pasar desapercibidos y son fáciles de conseguir.

– Barcelona, agosto de 2017: Una camioneta atropelló hoy a paseantes que caminaba por La Rambla de Barcelona, una de las zonas más transitadas y turísticas de la norteña ciudad española, y dejó varios muertos y heridos. La policía regional de Cataluña lo catalogó como ataque extremista.

– París, agosto de 2017: Un vehículo embistió a varios soldados que patrullanban la zona en el marco de la operación antiterrorista Sentinelle (Centinela) en el barrio de Levallois-Perret, a las afueras de París, y dejó seis heridos. El conductor huyó, pero luego fue detenido a tiros en una autopista. El incidente es investigado por la fiscalía antiterrorista.

– Londres, marzo y junio de 2017: En marzo, un hombre atropelló a cuatro transeúntes en el puente de Westminster y acuchilló a un policía desarmado frente al Parlamento antes de ser abatido por otros agentes. A principios de junio, tres atacantes atropellaron a tres personas en el Puente de Londres y luego acuchillaron a otras cinco en el Mercado de Borough. Los tres extremistas fueron abatidos por la policía. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se adjudicó ambos ataques.

– Estocolmo, abril de 2017: Un camión ingresó a una calle peatonal en el centro de la ciudad, atropelló a una multitud y se estrelló contra un centro comercial. Cinco personas murieron. La Policía detuvo a un uzbeko por el ataque, recordó la agencia de noticias DPA.

– Berlín, diciembre de 2016: Doce personas murieron en un ataque contra un mercado navideño, después de que un seguidor del EI atropellara a la multitud con un camión. Pocos días después, la Policía mató al tunecino de 24 años en un control cerca de la ciudad italiana de Milán.

– Columbus (Estados Unidos), noviembre de 2016: Un estudiante somalí atropelló a un grupo de peatones en el campus de la Universidad Estatal de Ohio. Luego atacó a varias personas con un cuchillo y 11 resultaron heridas. Un policía mató al atacante. El EI dijo que era un “soldado del califato”.

– Niza, julio de 2016: En la fiesta nacional francesa, el 14 de julio, un camión atropelló a una multitud que participaba en los festejos en Niza. El atacante islamista mató a 86 personas y dejó más de 200 heridos. El EI también reivindicó el atentado.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente