Ciudad

En dos lavaderos industriales despidieron a 38 trabajadores

  • image1
    Los trabajadores tomaron ayer el lavadero textil ubicado en Zeballos al 4600. Gentileza / Diario Digital Conclusion

La crisis de la industria llegó a los lavaderos textiles. En los últimos dos meses 38 trabajadores del sector perdieron su fuente de trabajo. Es que si bien son el segundo eslabón de la cadena, la merma en la producción de indumentaria de jeans repercute en la baja de demanda del sector. Con más de 30 años de antigüedad, el lavadero Virasoro (Gral Benjamin Virasoro 3570) despidió a 12 empleados desde marzo a la fecha. Ayer, la Procesadora Workers (Zeballos 4663) bajó la persiana, dejando a 26 familias sin trabajo. Los empleados tomaron la planta a la espera de algún tipo de respuesta de parte de los dueños de la empresa. De no tenerla, se dirigirán hoy a la casa de los titulares para exigir explicaciones. Desde el sindicato de Unión Obreros y Empleados Tintoreros, Sombrereros y Lavaderos de la República Argentina (UOETSYLRA) atribuyeron la situación a la crisis del sector de indumentaria.

“La economía y el proyecto político tiran abajo la producción de indumentaria. Nos afecta en segundo plano con el lavado de jeans que se confeccionan acá. Ahora, en cambio, los traen de afuera”, expresó Carlos Gómez, representante gremial de los trabajadores.Cuando en la mañana de ayer los trabajadores de la Procesadora Workers fueron hasta la planta para iniciar la jornada laboral diaria se encontraron con la peor sorpresa: las persianas bajas. Sin aviso previo, ni explicaciones de parte de los dueños, la firma con 15 años en la ciudad cerró la planta dejando a 26 familias sin trabajo. “Mis compañeros fueron a trabajar y se encontraron con las persianas cerradas. El encargado tampoco se presentó y no nos dieron ninguna respuesta. Veníamos con una reducción de horas. Pero no esperábamos esto”, señaló Erica Tabernero, empleada .

“Estábamos en una asamblea peleando por la situación de los despedidos en Virasoro. La empresa de los hermanos Guidetti aduce falta de trabajo y le quiere pagar sólo el 40 por ciento del monto que les corresponde. Ahí nos enteramos de la Procesadora Workers y nos fuimos para allá”, contó Gómez, desde el sindicato de Unión Obreros y Empleados Tintoreros, Sombrereros y Lavaderos de la República Argentina.

El gremialista explicó que tras la denuncia en el Ministerio de Trabajo, pidieron una reunión con los titulares de la firma, Hugo Falcón y Diego Bustos. Después que no se presentaron a la cita pautada para la tarde de ayer, y ante la falta de explicaciones de la repentina decisión, los trabajadores resolvieron tomar las instalaciones. “Como gremio vamos a respaldar y apoyar la medida. Los trabajadores van a quedarse en la planta hasta que tengamos una solución. Si no obtenemos una repuesta mañana (por hoy) vamos a manifestarnos en la puerta de la casa de los dueños”, agregó Gómez. Desde el gremio explicaron que si bien la fábrica había reducido dos horas la jornada laboral, la caída en el sector no justifica el cierre. “La idea es que la empresa pueda reabrir y que los 26 empleados puedan volver a trabajar”, sostuvo Gómez. Desde el gremio sostienen que el dueño de la planta mantiene un lavadero clandestino en su casa, con empleados sin registrar, para evadir los costos del funcionamiento de la empresa.

Estos lavaderos se dedican al cepillado, localizado, lavado, rotura y planchado de indumentarias de jeans que se confeccionan en fábricas locales como Wanama, Laundry y John Cook. Desde el sindicato explicaron que las políticas económicas afectaron la producción, favoreciendo la importación de prendas terminada.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente