Edición Impresa

El paro en puertos entra en el sexto día

  • image1
    Anclados. La huelga por tiempo indefinido paralizó operaciones portuarias. Juan José García

El paro por tiempo indeterminado que desde el pasado miércoles mantiene paralizado los puertos de la región desde San Lorenzo hasta Timbúes se cumplía a rajatablas mientras el número de buques detenidos desde el ingreso en el Río de la Plata comenzaba a aproximarse al centenar. “No hay ninguna novedad. No hubo respuesta alguna”, marcó el titular de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga. La central obrera aglutina a los ocho gremios que representan al personal tercerizado del complejo portuario, que exigen una actualización a 27 mil pesos del Copa, el convenio que los regula, cuyo básico quedó anclado en 19 mil pesos en 2016. Hasta ahora no recibieron oferta alguna, aunque trascendidos hablaban de una citación por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación, la cartera que homologa el Copa.

Según marcó el jefe cegetista son cerca de 4 mil los trabajadores del complejo portuario que se declararon en huelga y sólo mantienen guardias mínimas en las 21 terminales de la región.

Por la medida de fuerza hay unos 25 buques amarrados que no pueden salir y cerca de 30 más anclados en radar. Quiroga sumó también un número indeterminado en “zona común”, a la altura de Zárate, que están a la espera: en total estimó al menos 80 barcos inmovilizados por la medida de fuerza que llevan adelante Barrido y Limpieza, Gastronómicos, Amarradores, Camioneros, Marina Mercante, Empleados de Comercio, Vigiladores, Carga y Descarga y Marineros.

A ellos se les sumó la adhesión del gremio de Remiseros: “Nosotros desarrollamos una actividad con todas las terminales y pedimos el equiparamiento de salarios”, sostuvo el titular del sindicato, Matías Fantini,

El gremio, que nuclea a trabajadores de Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, San Lorenzo, entre otras localidades, denunció que las grandes empresas contratan a remiserías truchas.

Un “salario mínimo regional”

El convenio Copa (Complejo Oleaginoso Portuario Agroexportador) firmado en 2011 entre distintos gremios cuyos afiliados hacen trabajo tercerizado en los puertos del cordón industrial es una suerte de “salario mínimo regional” que involucra a los trabajadoresque prestan servicios en el sistema que se extiende desde San Lorenzo a Timbúes. Son más de 4 mil y que, según marcaron sindicatos y Estado cuando se elaboró el convenio, vuelcan “masivamente su dinero ganado en el comercio de la región”. Las empresas involucradas en el acuerdo –que no ofrecieron ninguna actualización– son Cargill, Noble, Terminal 6, Louis Dreyfus, Molinos Río de la Plata, Nidera y Bunge, junto a la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara).

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente