Espectáculos

El gran regreso del vodevil que revisa con humor bizarro al peronismo

  • image1
    Un pasaje de la obra que cuenta con dramaturgia y dirección de Pablo Fossa.

La comedia peronista, con dramaturgia y dirección Pablo Fossa, a partir de una idea de Rody Bertol, y las actuaciones de Hugo Cardozo, Natalia Trejo, Rodrigo Frías, Belén López Medina, Martina Liguori y Juan Nemirovsky, regresa este viernes a las 22 a la sala La Morada (San Martín 771), donde tuvo su estreno en marzo pasado.

Se trata de una obra teatral que cuenta, en tono de comedia, los diversos avatares del peronismo en la actualidad, todo metaforizado en una familia argentina con problemas, romances y traiciones.

Una familia, una casa de clase media o al menos lo que el imaginario colectivo entiende como tal; una casa permeable, de barrio, de puertas abiertas para que entren y salgan todos los “compañeros”. En primer plano, los personajes de La comedia peronista, son eso: el matrimonio de Chiquita y Florencio y su hija Antonia; también aparece Amado, el amigo infaltable, casado con Pirucha, y Justo, un peronista como “los de antes”.

Detrás de esa fachada, la primera producción conjunta entre los equipos teatrales locales Argentina Arde y Rosario Imagina, ambos vinculados con el teatro político aunque con sustratos y poéticas diferentes, intenta armar una subtrama que ironiza con la realidad y encuentra en los personajes algunos alter egos, quizás, y sobre todo, en los nombres de algunos de ellos que resultan “familiares” a otros pertenecientes al campo de lo político, al igual que un sinnúmero de situaciones o conflictos que se arman y desarman en un clima de comedia exaltada, casi televisiva, no exenta de cierto humor físico y con una pretensión de vodevil revisitado.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente