Por la web

El Conicet ayuda a crear cervezas artesanales únicas en el mundo

  • image1

Los productores de cerveza artesanal y los investigadores del Conicet se juntan. No para, como propusieron algunos funcionarios nacionales, encontrar una salida a quienes pierden un empleo formal, sino para potenciar un negocio creciente.

Después de las primeras ediciones en Bariloche y Buenos Aires, el 14 de septiembre se presentará en Corrientes el evento “Litoral: Ciencia y Cerveza”, un ciclo que busca acercar a los investigadores y productores artesanales de la conocida “birra”. Allí se expondrán las tecnologías que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) puede ofrecer a la industria cervecera. Se dictará también un curso de manejo de levaduras a cargo del doctor Diego Libkind, responsable del Laboratorio de Microbiología Aplicada de Levaduras del Instituto Andino Patagónico.

La capacitación busca que los productores cerveceros de la región accedan a herramientas teóricas y técnicas para mejorar los procesos de elaboración de la cerveza cualquiera sea su escala. El espacio también permitirá el encuentro y la interacción entre la comunidad científica, los académicos y el público general.

Los organizadores de la jornada presentarán el espacio “Conicet se vincula”, en el cual se compartirán experiencias y oportunidades de interacción entre científicos y cerveceros a través de un relevamiento realizado por el organismo nacional.

El curso de manejo de levaduras es para promover una mejora en la calidad, productividad, rentabilidad y diferenciación productiva de las cervezas artesanales. Está dirigido a productores, profesionales, entusiastas y técnicos del sector, y se espera mejorar la calidad, productividad, rentabilidad y diferenciación productiva.

“Litoral: Ciencia y Cerveza” sucede al éxito de las jornadas realizadas en abril en Buenos Aires y Bariloche, que reunieron a más de 600 asistentes.

 

Birra litoraleña

En la región del Litoral, la actividad cervecera despierta cada vez más interés por parte de productores caseros y artesanales, que se nuclearon en una asociación que reúne cerca de 50 integrantes de Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones y norte de Santa Fe. La posibilidad de acceder a una capacitación científica y conocer la disponibilidad de tecnologías para el sector permitirá abrir nuevas perspectivas de trabajo e impulsar el potencial de la actividad como generadora de recursos y nuevos puestos de trabajo.

La mayor colección de levaduras cerveceras

El Ipatec –Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales– tiene la colección de levaduras cerveceras más grande de América Latina y en la Argentina cuenta con el reservorio más importante de levaduras naturales. Desde 2011 posee un tipo de levadura salvaje (Saccharomyces eubayanus) descubierta en los bosques patagónicos por Libkind y un equipo de científicos de Argentina, Portugal y Estados Unidos. Se trata de la madre de la levadura lager, que hoy se utiliza para hacer casi el 95% de la cerveza industrial a nivel mundial.

Una cerveza con agua de deshielo, marca regional

El equipo de trabajo del Ipatec avanzó en el estudio del proceso de domesticar la levadura con el fin de hacerla apta para la fermentación en fábricas cerveceras. Esto apunta a generar cervezas únicas en el mundo con identidad regional, es decir con insumos propios como el lúpulo patagónico, el agua de deshielo de glaciares patagónicos, la cebada y la estrella nacional: la levadura patagónica. Hoy proyecta el primer Centro de Referencia en Levaduras y Tecnología Cervecera en la ciudad de Bariloche.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente