Política

El chiste de la transparencia: inhabilitaron a Del Sel y a intendente PRO por fondos de campaña sin rendir

  • image1
    Caminemos. Miguel Del Sel y Diego León Barreto, durante una recorrida de campaña.

La Justicia federal inhabilitó por seis meses a Miguel Torres del Sel y al intendente de Funes Diego León Barreto para ser candidatos y ejercer cargos públicos. El juez federal de Santa Fe Reinaldo Rodríguez lo determinó porque no pudieron justificar el balance de la campaña de 2011, en la que Del Sel fue candidato a gobernador. En aquel momento, el humorista de Midachi era además presidente del PRO a nivel provincial. La sanción también alcanza a León Barreto y Norberto Principato, que eran por ese entonces los tesoreros del partido.

Notificación. La Justicia federal le dio un revés al capocómico, ahora retirado del ruedo política.

Según el juez con competencia electoral, el balance de la campaña de 2011 presentado por las autoridades del PRO “impide conocer en forma completa y real el origen y el destino de los fondos de campaña”. La inhabilitación no le impide a Del Sel participar de las elecciones de 2019 (este año no es candidato) y tampoco obliga a Barreto, actual intendente de Funes, a dejar su cargo, aunque deberá ser analizado por el Concejo local.

El fallo del juez Rodríguez inhabilita “por el plazo de seis meses para el ejercicio de sus derechos de elegir y ser elegidos en las elecciones a cargos públicos nacionales y en las elecciones de autoridades de los partidos políticos y para el ejercicio de cargos públicos y partidarios” a Del Sel, Pincipato y León Barreto.

El inicio de la investigación, cuyos resultados se dieron a conocer recién esta semana, se remonta al año 2012. De acuerdo a los fundamentos del magistrado, el balance del PRO “impide conocer” el origen y el destino de los fondos de campaña. También se aclara que el partido “no presentó los extractos bancarios de las dos cuentas declaradas y registradas en el Banco Nación, por lo que no se pudo hacer un análisis de las mismas”.

Las tres autoridades del PRO santafesino nunca subsanaron las observaciones que le formuló la Cámara Nacional Electoral en 2012 y omitieron informar partidas pendientes de cobro provenientes de aportes públicos efectuados en 2011 por 50.985,65 pesos; aportes públicos para boletas de diputados por 213.441,12 pesos; aportes por diferencia de campaña de diputados (primarias) por la suma de 5.188,88 pesos y un listado de aportes privados de 5.004 pesos: casi 275 mil pesos en total.

El 27 de agosto de 2015 el Ministerio Público Fiscal formalizó la acusación contra Del Sel, Principato y León Barreto “adjudicándoles concretamente haber omitido informar sobre partidas pendientes de cobro provenientes de aportes públicos del año 2011”, según fundamentó el juez Rodríguez. Cuatro días después, el 31 de agosto, la Justicia corrió traslado a los acusados. Dos años después, ante la falta de información sobre el destino de esos fondos, el magistrado tomó la decisión de inhabilitar a los tres dirigentes del PRO.

El juez Rodríguez giró la causa al Concejo Municipal de Funes para que resuelva la situación del intendente León Barreto, que ayer publicó un comunicado en el que vincula la decisión judicial a la campaña en curso: “Es sabido por todos que durante las campañas electorales hay quienes, ante la ausencia de propuestas para mejorar la ciudad y la calidad de vida de todos sus habitantes, deciden utilizar toda su energía en desprestigiar a los dirigentes políticos de otros partidos”.

León Barreto aclaró además que solo ocupó el cargo de tesorero durante 17 días en diciembre de 2012, es decir un año y medio después de la campaña en cuestión. Además, dijo que no hay impedimentos legales para que siga ocupando su cargo: “Esta sentencia no se encuentra firme ya que fue objeto de recursos atento a que presenta cuestiones que deben ser revisadas por instancias superiores a la luz de la Constitución Nacional”.

 

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente